Frente al féretro de su esposo asesinado una mujer pide justicia y apoyo gubernamental

Una mujer a quien el pasado fin de semana le asesinaron a su esposo, en una riña familiar en el municipio de Calpulalpan, le pidió a la gobernadora del estado, Lorena Cuéllar Cisneros, justicia y apoyo.

Frente al féretro de quien fuera su cónyuge, dicha fémina expresó que quedó viuda, y con tres hijos, uno de ellos en camino.

Por medio de un video que se difundió en Facebook, la viuda lamentó lo sucedido el pasado domingo cuando su esposo lo mataron a golpes.

Esto durante un acto de violencia, y que la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), tomó conocimiento.

Textualmente, dice «Lorena te pido apoyo porque ya no tengo a mi marido y que las personas que hicieron esto, paguen por lo que hicieron» exclama la viuda.

Y es que un joven de 21 años de edad fue asesinado a golpes durante una riña suscitada en la demarcación de Calpulalpan.

A pesar de que están ya plenamente identificados los imputados , desgraciadamente no fueron detenidos y se espera que en las próximas horas sean capturados por la Policía de Investigación.

Durante la tarde de ayer domingo una riña suscitada entre familiares por rencillas tuvo como consecuencia que el joven Agustín N ., fuera privado de la vida a golpes.

El hoy extinto recibió diversas lesiones en la cabeza y fue atendido por paramédicos quienes lo trasladaron al centro de salud de la comunidad de Francisco Sarabia donde pereció.

Por lo anterior, el crimen fue reportado a la Policía de Investigación y peritos de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), fue así que se ejecutó la diligencia del levantamiento del cadáver.

Mismo que fue trasladado a la morgue de la Unidad de Investigación del Delito, zona norte con sede en Apizaco.

Luego de que le practicaron la necropsia de ley, se supo que el ahora finado murió de traumatismo craneoencefálico.

Un agente del Ministerio Público de homicidios dolosos inició la carpeta de investigación en contra de quienes resulten responsables.

Juan FLORES/ Redacción

Comentarios