Esa pared…

Un acierto de la actual Legislatura Local fue derribar esos muros de la ignominia que, prácticamente, alejaron a las y los diputados de la sociedad tlaxcalteca, por más de tres años.

Construidos bajo la ocurrencia de Mariano González Aguirre y Juan Carlos Sánchez, alias “El Saga”, en su gestión como diputados locales esas paredes de tablaroca solo representaron un muro de los lamentos.

Ayer la presente legislatura decidió derribar los mismos, y la ciudadanía confía que el Congreso Local, no sea más una jaula de oro, donde las y los diputados transiten a sus anchas con sus más allegados.

Ya no hay más muros, pero la gente se sigue quejando del mal trato que hay en los accesos, y que las y los legisladores replican con las mismas actitudes aberrantes de cerrazón de las dos legislaturas anteriores.

Actualmente, son indispensables los protocolos en cualquier institución, pero no como ocurre en el Congreso del Estado, donde varios de los burócratas se convierten en una especie de celadores.

La presente legislatura tuvo un acierto que se traduce en voluntad política, y veremos si el derribo de esos muros, solo fue para la fotografía del día o bien para confirmar que es la Casa del Pueblo.

No hay duda que la construcción de dichas paredes representaron un gasto innecesario en su momento, y más aún serias dudas sobre el manejo económico en la «modernización» de la sede del Legislativo.

Y como dice la canción de Leo Dan: «Esa pared que no me deja verte debe caer»… Y en efecto cayó, pero las actitudes de inalcanzables perduran dentro del Palacio Legislativo.

Demos un voto más de confianza a las y los actuales diputados, de que habrá más apertura sino se los recordaremos las veces que sean necesarias, de que su paso en el Congreso es efímero.

Algún día, ellas y ellos volverán a ser ciudadanas y ciudadanos igual que los demás, ya sin el cargo, ya sin el poder.

Le dolió…

Por cierto, ¿a qué diputado local Lorena Cuéllar decidió retirarle los servicios de limpia en algunos hospitales de la entidad?…

Un acierto de la gobernadora el abrir este procedimiento a otras empresas locales mediante licitación. Dicen que el actual legislador hizo sendo coraje, pues se le acabó dicho privilegio.

Mis condolencias

A Héctor, Serafín y a mi maestra Rosalba Ortiz Ortiz mi solidaridad por el deceso de su querido hermano Rodolfo. Mi pésame, mis condolencias para toda la familia.

Escribe Paco Conde

Un periodista apasionado tiene memoria…

Comentarios