Le corrige la plana Lorena Cuéllar a la presidenta del Patronato de Feria de Tlaxcala

(Fabián Robles) Bajo el argumento de que “no se puede parar” la organización de la feria de Tlaxcala, el gobierno del estado intentó justificar la decisión de la presidenta del patronato, Josefina Rodríguez Zamora.

Lo anterior, para abrir a partir de este lunes “la contratación de locales o espacios comerciales para la exposición y/o venta de servicios y/o productos para el evento que se realizará del 28 de octubre al 21 de noviembre del año en curso”.

En la convocatoria referida –fechada el 9 de septiembre y dada a conocer a través redes sociales- la también secretaria de Turismo del Estado, da por hecho la celebración de esa festividad, pese a que no se ha detenido la ola de contagios por el Covid-19.

Además, en las tres hojas de que consta la convocatoria –plagada de errores ortográficos- no se precisa el lugar donde serán instalados quienes contraten la renta de sus espacios para la feria.

Ante el revuelo que causó el anuncio, la funcionaria fijó su postura a través de un mensaje por demás cantinflesco e impreciso, que a continuación se reproduce íntegro:

“El tema de la convocatoria se tiene que hacer como proceso administrativo después de celebrarse la sesión extraordinaria con el comité nuevo que lo representan todos los secretarios, la mayoría, no todos los secretarios del actual gabinete de gobierno y se inicia el tema de la comercialización tanto de espacios fijos y semifijos.

Tiene que ser una convocatoria abierta para que sea legal y la gente tenga la oportunidad, la que guste, de tener un espacio en el tema comercial de la feria, pero justamente al sacar la convocatoria, así como en la sesión del comité se hizo referencia y se hace siempre referencia a este que es nuestro, que incluso el comité avaló, que es lo que dice, eh, antes de la convocatoria dice: esperando que las condiciones de salud sean las apropiadas y acatando en todo momento lo que el consejo de salud indique.

Pero por proceso no podemos comercializar, en caso de que haya feria en las fechas establecidas, que está del 28 al 21 de noviembre (sic), no podemos comercializar porque estamos ya a un mes. Esto se hace desde mayo, y con el cambio de gobierno pues lo estamos haciendo a ya casi un mes.

En caso de que la feria no se dé, se tiene todo en el contrato para sí, obviamente si el acuerdo se llevara que si se cancela o se posponga, bueno ya los contratos están sujetos a reembolso del anticipo, o guardar el lugar para fechas posteriores.

Lo que yo quiero agregar y que se haga muy, que se haga muy preciso, justo que es eso. O sea: es parte del proceso que se tiene que iniciar para la comercialización, pero la feria sólo se podrá definir en el mes de octubre si se tienen las condiciones y dependeremos del semáforo y de los lineamientos que el Consejo Estatal decida”. Hasta ahí lo que dijo la presidenta del patronato.

Más tarde, entrevistada sobre el tema -luego de la ceremonia conmemorativa al CLXXIV Aniversario de la gesta heroica de Chapultepec- la gobernadora Lorena Cuéllar Cisneros precisó que todavía no es un hecho la celebración de la feria de Tlaxcala.

“Efectivamente es una posible posibilidad (sic). Nosotros no podemos parar la organización porque no sabemos en qué semáforo vayamos a estar por ahí a principios de noviembre. Lo que también podríamos hacer es que la (feria la) podríamos llevar hasta diciembre en un lugar navideño, en una época navideña si estuviéramos en condiciones”, dijo.

La titular del Ejecutivo advirtió que “si todos hacemos lo que nos corresponde habremos de lograr que se pueda dar la feria, siempre y cuando estemos en condiciones. Pero no lo haremos si no están las condiciones evaluadas”.

Comentarios