¿Declaratoria en el tintero?

El pasado 18 de agosto, la Subsecretaría de Derechos Humanos, Población y Migración de la Secretaría de Gobernación, a través de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim), notificó al gobierno de Tlaxcala la emisión de la Declaratoria de Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres (AVGM), en los 60 municipios del estado.

Ese día la titular de dicha comisión, Fabiola Alanís Sámano, reconoció que en los últimos años, en el estado de Tlaxcala la violencia emocional, física y sexual en contra de las mujeres y niñas ha ido al alza.

Aunado a ello, admitió que las muertes violentas de mujeres se duplicaron en los últimos cinco años y en años recientes se presentaron 76 casos de feminicidio que no han sido investigados como tales. 

En un acto público destacó la urgencia de que los tres órdenes de gobierno, los poderes del Estado y la sociedad unan esfuerzos para detener de fondo esta constante violación a los derechos humanos de las mujeres y de las niñas. 

Por lo anterior, refirió la implementación urgente de casi 80 acciones específicas elaboradas por el grupo de trabajo para la declaratoria de AVGM para Tlaxcala, en diferentes ámbitos, como reforzar el acceso a la educación, a la salud y al desarrollo para mujeres y niñas.

Se comprometió a mejorar los mecanismos de atención, sanción y erradicación de la violencia, particularmente en los procesos de investigación de los delitos cometidos en contra de mujeres, para que sean abordados con perspectiva de género y para que todo homicidio de mujer sea investigado como feminicidio.

Tales palabras fueron abordadas en esa declaratoria y en presencia de la presidenta de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Rosario Piedra Ibarra; de la subdirectora de Promoción y Capacitación de este organismo, Gabriela Segura Cárdenas; de la entonces gobernadora electa de Tlaxcala, Lorena Cuéllar Cisneros y del exmandatario Marco Antonio Mena Rodríguez.

En estas líneas hago un recuento de lo más importante que se expresó en ese evento, pero una pregunta sensata formulo ¿A cuántas víctimas les han hecho justicia?…

Es doloroso, que en las calles veamos protestas de familiares, amiga (os) y activistas demandado esa palabra que tanto retumba, pero poco eco tiene para quienes han sido vulnerada (os) en sus garantías universales y constitucionales.

La pasada administración simplemente no dejó cifras, mucho menos avances en la investigación de homicidios, violencia, feminicidios, desapariciones y trata de personas, delitos que sufren las mujeres.

Ahora el reto de la gobernadora Lorena Cuéllar Cisneros a través de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), es esclarecer no solamente los 76 homicidios, que aún no están calificados como feminicidios en los cinco últimos años, sino encontrar a mujeres desaparecidas, hacer justicia para las mujeres producto de agresiones sexuales, y demás.

El desafío es mayor para la actual administración estatal, pero también debe haber corresponsabilidad del Tribunal Superior de Justicia del Estado, porque los procesos y las sentencias en contra de culpables se quedan cortas frente a una realidad de violencia como la que vivimos.

Algunas feministas dicen que es poco tiempo que para que Lorena Cuéllar, entregue resultados en esta materia, que todo es una transición, pero habría que preguntarle a los familiares de mujeres víctimas qué opinan.

Hay mujeres asesinadas, explotadas sexualmente, violadas y desaparecidas, desde hace más de cinco años. ¿Será capaz el Estado, de regresarle la tranquilidad a las almas vulneradas y a la sociedad?

Las víctimas desean que la alerta emitida no solo sea un documento en el tintero, palabras adornadas y expresadas en una toma de protesta sexenal, sino una acción de corresponsabilidad y de respuestas.

No todo lo debemos dejar a un puño cerrado y llevarlo al corazón, con una dulce sonrisa, eso no basta. Son compromisos de campaña que esperan resultados. Promesa de mujer a mujer.

En qué mundo vivirá…

Que alguien le explique a la secretaria de Turismo, y presidenta del Patronato de Feria de Tlaxcala, Josefina Rodríguez Zamora, que ya estamos en semáforo epidemiológico amarillo, y no en color naranja.

Dice que es casi un hecho que se cancele dicho festejo… Haber mañana con qué nos sale…

Insoportable…

Dicen en la alcaldía capitalina que la nueva secretaria del ayuntamiento, Katy Valenzuela anda en un plan insoportable, y que se cree más que el mismísimo Jorge Corichi.

Por cierto, dice que ya fue impugnado su nombramiento ante las autoridades correspondientes, sencillamente porque los presidentes de comunidad no tienen voto en el Cabildo.

Aspecto que determinó en noviembre de 2020, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Despido masivo…

Vaya que los titulares de muchas dependencias estatales, no han cuidado las formas al despedir a decenas de trabajadores que incluso comulgaron con su voto a favor de Lorena Cuéllar.

En la opinión pública se dice que prácticamente fueron echados de sus centros de trabajo. ¿Dónde está el respeto a los derechos humanos que profesa la actual administración? ¿dónde?…

La gobernadora dice que los despidos son parte del cambio, pero quien escribe dichas líneas considera que el fondo es forma.

Escribe Paco Conde

Un periodista apasionado tiene memoria…

Comentarios