La desbandada…

Al menos 13 diputados locales, van en la búsqueda de un cargo de elección popular, la mayoría por una alcaldía y un mínimo por la reelección. Se someterán al escrutinio de la sociedad, donde muy pocos saldrán bien librados.

La desbandada inició en el Congreso Local, y por lo tanto, los legisladores suplentes comenzarán -en algunos casos- a rendir protesta para los siguientes tres meses.

No obstante, la danza y la mudanza iniciará en los cubículos de los propietarios, y serán los suplentes quienes intenten limpiar el lodazal que dejaron sus coterráneos.

Durante este tiempo, ya lo he dicho la presente legislatura ha sido la más improductiva, la realmente fallida de los tiempos modernos; los suplentes no deberán caer en los mismos actos de abuso.

El desfile de suspirantes a las alcaldías comenzó y arreciará en los siguientes días, aunque tienen la opción -según el Instituto Tlaxcalteca de Elecciones- de permanecer en el cargo, siempre y cuando no desvíen recursos humanos, económicos y materiales.

El someterse al escrutinio público conlleva un riesgo por parte de los legisladores en campaña, por lo que deberán ser cautelosos en el manejo de recursos, a sabiendas de que se aprobaron una bolsa de 500 millones de pesos, administrada por el Ejecutivo.

De todos modos, no dejan de tener inferencia en el destino del dinero público, pero lo cierto, es que por sus acciones algunas diputadas y diputados no son bien vistos por sus respectivos paisanos.

Como dicen en el argot taurino, ¡Suerte Matadores!… “pa los toros del jaral los caballos de allá mesmo”…

Los alcaldes…

Algunos alcaldes buscarán una diputación local, y lo mismo se someterán al escrutinio de la sociedad, y hay que analizar que algunos quedaron bien con sus cuentas públicas, pero con argucias que fueron solapadas por el Congreso del Estado.

Realmente, algunos munícipes no gozan de buena reputación ante la población, y auguro que solamente pocos podrán ocupar una curul.

Así pues, los suspirantes a diputados y alcaldes de Morena y del PRI, irán con la anuencia de Lorena Cuéllar Cisneros, y muy pocos con la de Anabell Ávalos, por lo que próximo seis de julio veremos de que tamaño fue el boquete de las inconformidades al elegir pésimos y cuestionados candidatos.

Tiempo al tiempo!…

Escribe Javier CONDE

Comentarios