Los demonios sueltos en Chiautempan

Lo que ocurrió ayer en Santa Ana Chiautempan, se pudo evitar, pero queda claro que el alcalde Héctor Domínguez Rugerio, no supo calmar las pasiones en torno al proyecto para edificar el panteón en la comunidad de Muñoztla.

Un día de enfrentamientos quedó registrado por falta de sensibilidad política, y que lamentablemente los intereses con tintes electorales terminaron por aflorar.

Domínguez Rugerio, acusó al ex alcalde Antonio Mendoza Romero, de la incitación a la violencia; sin embargo, quedan dudas del por qué fracaso un diálogo.

El alcalde deberá aportar las pruebas de su acusación contra Mendoza Romero quien dejó un pasado bastante cuestionado cuando estuvo al frente del municipio.

Es inadmisible que en un día se hayan registrado tres enfrentamientos en esa localidad, y quedan más dudas sobre la actuación o no de la Secretaría de Gobierno.

Garrotes, golpes, piedras, lesionados, patrullas averiadas, y hasta donde se sabe ningún asegurado fue el resultado de una jornada violenta en un pueblo sin ley.

Está claro que el alcalde no sirve para negociar, en un ambiente de crisis, por lo que el hecho no está consumado en Muñoztla.

Alguien del gobierno estatal, debió y debe ayudar al presidente de Santa Ana, porque sencillamente le temblaron las piernas, dicen algunos periodistas que dieron cobertura a tan grotesco acto, en tiempos de pandemia.

De ser cierto…

De ser cierto, el contenido del audio donde el diputado federal de Morena, Rubén Terán compromete posiblemente candidaturas -a diversos cargos de elección popular- a través de una «primera» encuesta (la no oficial), entonces deberá dar una amplia explicación a la militancia.

Seguramente, saldrá con un argumento barato en el sentido de que no es su voz, o bien que el audio fue manipulado. Veremos qué versión da.

Morena, deberá tomar nota de este audio que apareció en la opinión pública porque hasta donde la convocatoria señala será solamente una encuesta en la cual habrán estar los mejores posicionados para definir aspirantes a cargos de elección popular.

Lo cierto, es que hay muchos suspirantes de la 4-T que creen que el proceso de selección de abanderados es transparente. ¿Será?

Tiempo al tiempo…

Escribe JAVIER CONDE

Comentarios