Se rebelan aliados de la ungida

El Partido del Trabajo (PT), convocó a los medios de comunicación para ser testigos -ayer martes- del registro de la Coalición que formalizaría con Morena, PVEM, Nueva Alianza y Encuentro Social para la Gubernatura de Tlaxcala.

Todo iba viento en popa, lo anunciaba con bombos y platillos; sin embargo, un segundo correo electrónico del partido de la estrella, cerca de las 20:15 daba cuenta que cancelaban su asistencia ante la autoridad electoral.

Y es que las negociaciones entre dichos partidos se habían empantanado por la ambición desmedida de la ungida morenista a la Gubernatura del Estado, Lorena Cuéllar Cisneros.

Prácticamente, los representantes de los posibles aliados de Morena se inconformaron porque surgió el «poder gandalla» de los lorenistas que de plano se les hizo bolas el engrudo para negociar.

Durante todo el día, el PT y PVEM insistieron por medio de Jornada Garay y Jaime Piñón que no había justificante para que Lorena pretenda apoderarse de las principales candidaturas en municipios y distritos locales.

Y es que en realidad Lore anda en un plan insoportable, y con una actitud de venganza en contra de aquellos adversarios morenistas y ya comenzó a meter zancadillas.

En Morena la ciudadanía está sabedora de que la coordinadora para la Defensa de la 4-T en Tlaxcala anda creando erróneamente un campo minado políticamente hablando, y que lo único que ocasionará es más divisionismo.

En Tlaxcala todos saben que la efervescencia en cada elección son los municipios y más adelante se verá qué reacción habrá entre morenistas y lorenistas.

Los primeros porque serán marginados y los segundos correrán el riesgo de que Cuéllar Cisneros cumpla o no acuerdos políticos.

Tan tenso se puso el ambiente en la mesa de negociaciones que cerca de las 22:00 horas, los líderes del PT, PVEM, Nueva Alianza y Encuentro Social de Tlaxcala llegaron al hogar para negociar directamente con la ex súper delegada.

Ahí, las cosas no fueron nada halagadoras y así transcurrió un buen rato, con directas e indirectas y donde los dirigentes le dejaron claro a la aspirante a la Gubernatura que para aliarse tendrá que ceder.

De paso, le recomendaron que ponga a gente más competente para negociar porque sus chalanes no tiene capacidad para cerrar acuerdos.

Seguramente, no habrá problemas para el registro de esta coalición durante las próximas horas, y cumplirán con el término marcado por la ley, pero quedó claro que Lore y el poder gandalla viene con todo en estas elecciones de 2021.

La primer batalla política con Ana Lilia Rivera y Dulce María Silva no la ha librado. ¿La militancia de Morena le permitirá que se coma todo el pastel?

Lo dice El Sol

La nueva alianza electoral “Va Por México”, entre PAN, PRI y PRD, acordó que serán 11 gubernaturas de unidad las que respalden. Fuentes allegadas a este rotativo precisan que, para las elecciones de las 15 gubernaturas.

La alianza va unida en Baja California, Baja California Sur, Campeche, Colima, Michoacán, Nayarit, San Luis Potosí, Sonora, Sinaloa, Zacatecas y Tlaxcala, según publicó El Sol de México.

Respecto a los abanderados de estos partidos como Ejecutivos estatales, aun se están definiendo los nombres.

Sin embargo, en Michoacán se perfila el perredista Carlos Herrera Tello y en Sonora, el priista Ernesto Gándara; para Zacatecas, las tres fuerzas políticas decidieron que la senadora priista Claudia Anaya encabece la alianza; mientras que, en Tlaxcala, sea la también priísta Anabel Ávalos su abanderada.

Redacción

Comentarios