Elecciones libres

Al rendir su IV Informe de Gobierno, Marco Mena Rodríguez sentó las bases para el buen desarrollo del proceso electoral de Tlaxcala, cuyos comicios se desarrollarán el próximo seis de junio.

Vaya que el discurso del mandatario está lleno de aristas, pero llama la atención varios puntos, el principal, ese mensaje subliminal al decir que su administración está funcionando.

Sabedor de que tiene que impulsar en lo político una Gran Alianza «Unidos por Tlaxcala», se intuye que veremos al primer priísta del estado, muy activo políticamente en los ratos que le permite la Ley.

También quiero pensar que al decir que habrá elecciones libres, propiciará un nuevo ejercicio en la democracia de Tlaxcala.

Mena Rodríguez dijo «sabemos que las campañas son momentos de debate, de contraste, incluso de conflicto», y en efecto así son las cosas.

Observamos hasta hoy -dos momentos importantes- una alianza PRI, PAN, PRD, PS y PAC que camina, y una elección interna de Morena que proyecta total división entre las contrincantes, sin un pacto con aroma de mujer, y que redunda negativamente en sus militantes.

Mena Rodríguez fue claro al decir que no permitirá que se desborden las pasiones y dañen la equidad de la contienda, o, peor aún, algunos actores busquen doblar leyes o instituciones.

Como gobernante prometió vigilar que se respeten las leyes y la integridad de las instituciones.

Sobre ese mensaje subliminal así lo expresó contundente frente a actores de los diversos partidos políticos, incluyendo Morena:

«Los tlaxcaltecas tendrán que decidir qué camino tomar para los próximos años. Sabemos qué funciona. Ha funcionado hasta ahora: seriedad, responsabilidad, resultados», expresó.

«Mi Gobierno seguirá actuando a base de estos principios. Tenemos que salir adelante.
No es la primera vez que el pueblo de Tlaxcala enfrenta la adversidad», subrayó.

El mensaje deben entenderlos perfectamente todos los tlaxcaltecas, principalmente los aspirantes a algún cargo de elección popular porque muchos no entenderán jamás que primero está el interés supremo de Tlaxcala, que saciar vacíos políticos que jamás podrán ser.

PT no va con Lorena

En los corrillos del Partido del Trabajo, indican que la familia Garay no está a gusto con el desempeño de Lorena Cuéllar Cisneros, porque ha asumido una posición negativa y que en nada influye a que Morena ni el PT la tomen en serio.

Silviano Garay, diputado federal y su hija Jornada actual diputada local, no descartan la posibilidad de apoyar una opción diferente a Lorena.

Ambos han mantenido reuniones con Dulce Silva y Ana Lilia Rivera para ver cómo ayudarlas a posicionar su imagen. ¿En caso de que ambas no salgan ungidas, a quién apoyarían?…

Hoy recuerdo una imagen que circuló hace meses cuando Silviano Garay, tuvo un encuentro en un restaurante capitalino, con la alcaldesa de Tlaxcala, Anabell Ávalos.

Ayer a los tres se les vio muy sonrientes platicando en el IV Informe del Gobernador Mena y son señales que no se deben descartar. ¡Tiempo al tiempo!..

Ambición desmedida…

Vaya que los diputados locales, pretenden instaurar en el presupuesto de egresos, el «Año de Hidalgo» al pretender ejercer una bolsa de 500 millones de pesos, para ejecutar obra pública.

Su ambición no tiene límites, ya no están conformes con adjudicarse 150 millones de pesos como ocurrió en 2020, y cuyo dinero público sirve lamentablemente para pedir moches a alcaldes.

El 2021 será electoral y seguramente aprobarán esa bolsa de 500 millones de pesos, para promocionarse.

Por lo menos hay diez legisladores que buscarán ser alcaldes y un mínimo pensará en su reelección, pero su cinismo quedará escrito en la historia política de Tlaxcala.

Escribe Javier Conde

Comentarios