Intereses oscuros y egolatras

La Gran Alianza «Unidos por Tlaxcala» parece fracturarse por la posición egolatra y oscura de unos cuantos panistas que se cotizan más alto de lo que es realmente es su trabajo partidista.

No obstante, hay panistas como el alcalde de Apizaco, Julio César Hernández Mejía, que pidió formalizar ya la misma, una vez que el fin de semana el Consejo Estatal aprobara su programa de Gobierno Común en su modalidad de coalición con el PRI, PRD, PAC y PS.

Un pírrico número de minervistas exige que se aplique una encuesta para la elección de candidata a la Gubernatura; sin embargo, el PRI no quiere ese método.

Faltan dos días para que venza el término legal para registrar ante el Consejo General del Instituto Tlaxcalteca de Elecciones (ITE), los convenios de coalición, y todo parece indicar que el PAN y PAC quedarán fuera.

Solo unos cuantos piden que Minerva Hernández Ramos sea la abanderada de la Gran Alianza, y en el caso del PAC, de los hermanos Ortiz Ortiz plantean llevar mano en la capital.

Y tan obsesionados están en la cúpula del PAN que de plano ignoraron a Juan Carlos Sánchez «Saga» quien buscó ser tomado en consideración para negociar y sólo encontró que le dieran la espalda.

Su única impulsora Aurora Aguilar Rodríguez, también lo dejó a la deriva, pues su pretensión de ser candidata «pluri» a una diputación federal hizo que la panista siga viendo por su propio interés.

Veremos si «Saga» tiene la mega estructura que dice tener, los millones de pesos que por ahí dicen invertirá en sus aspiraciones, los paladines que garantizan ayudarle a ganar y más aún los miles de seguidores que dice contar.

Lo cierto es que han detectado que en Acción Nacional hay «militantes» afines a Lorena Cuéllar Cisneros (de apellido Sanabria) que intentan quebrar la alianza.

Ahí, mucho tiene que ver la senadora de la República, Minerva Hernández Ramos quien insiste que es la mujer mejor posicionada.

Hay panistas que vociferan que Marko Cortés está cegado por la influencia de la legisladora panista que le ha vendido la idea de que el PAN y el PAC le ganan la elección a Morena y sus aliados, así como al PRI y sus afines. ¿Tan segura está?…

No se duda de la capacidad de la legisladora, sin embargo, las estrategias para promover su imagen no han sido las más idóneas desde que estaba en el PRD, y de donde no salió bien librada, tras declinar a favor de Adriana Dávila en esa polémica elección 2010.

Morena, y sus «aliados»…

Las cosas en Morena, con sus aliados no van nada bien porque el PT y el PVEM acusan al partido en el poder de pretender «agandallarse» las candidaturas en municipios y distritos.

Y su molestia va más aún porque Lorena Cuéllar pretende llevarse la mejor tajada en candidaturas a otros cargos de elección popular, por lo que el panorama en este proyecto de coalición podría romperse tar o temprano por una ambición desmedida.

En Morena parece que vienen tiempos más complicados cuando en realidad se vea que Lorena y sus aliados se apoderen, precisamente, para adjudicarse candidaturas comprometidas o bien cuando no pueda cumplir sus promesas.

Aún cuando digan paladines de la información entregados a Lorena que ya se formalizó esta coalición veremos qué pasa en las próximas horas.

Por cierto, que no se confíe Lore porque el diputado federal del PT, Silvano Garay Ulloa, siempre juega a dos cartas.

Redacción

Comentarios