Artera agresión a Anabell Ávalos

Lo sucedido en la casa de la alcaldesa del municipio de Tlaxcala, Anabell Ávalos Zempoalteca deja varias interrogantes, la principal es ¿En manos de quién está la seguridad capitalina?…

Resulta que el director municipal de Vialidad y Seguridad Pública, Max Hernández Pulido no pudo hacer nada frente a un comando armado que ingresó al hogar de la también aspirante a la Gubernatura.

Es inverosímil o bastante raro que un jefe policiaco no llevara escolta mucho menos dispusiera de elementos a su mando para proteger la vivienda de la mujer política a sabiendas de que los robos con violencia dentro de hogares han sido una constante en la capital. ¿Acaso piensa que vivimos en Disneylandia?

Se intuye que Max se sintió impotente al observar que dentro del hogar de la presidenta municipal había varias personas y un furioso comando «hurtando» complacientemente, ante la ausencia de los policías a su mando.

Testigo presencial de un hecho violento, Max Hernández, quedó amordazado y dicen por ahí todo impávido… en esos momentos ¿qué habrá pasado por la mente del policía sin título?…

Está claro que su nominación es parte de un compromiso político, y no la selección de un hombre preparado en las filas policiales. En su currícula solo tiene un título de un curso exprés de inteligencia.

Lo que pasó en esa casa ninguna autoridad muchos menos los capitalinos deben minimizarlo, porque en meses y años anteriores sujetos armados quién sabe con qué plan han ingresado a varias casas habitación para sembrar terror.

De ese miedo, lo sabe la propia senadora de la República, Minerva Hernández Ramos; un atraco muy similar se ejecutó el pasado martes.

Max no ha podido frustrar este tipo de ilícitos que han cobrado la vida de inocentes, prueba de lo anterior, es que en la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), existen denuncias.

Las lenguas viperinas, esas lenguas de doble filo señalan que el alicaído jefe policiaco anda más ocupado por ver sus intereses político-electorales de 2021, que poner realmente empeño, a fin de garantizar la seguridad de los capitalinos.

Es más, se rumora que Max Hernández coquetea políticamente con Lorena Cuéllar Cisneros. ¿Lo sabrá Anabell Ávalos? Quien sirve a dos amos, con uno queda mal, así lo dice le refrán, pero aquí quedó mal parado con la alcaldesa priísta.

Por voluntad propia, Hernández Pulido debería presentar su renuncia porque si no pudo actuar con audacia en un acto violento del cual fue víctima en la casa de su propia jefa, entonces un ciudadano común qué puede esperarse de los delincuentes.

Obvio, no era responder a balazos, pero entonces ¿para qué tomó ese curso de inteligencia?…

Si fue un acto de intimidación, un acto de provocación del orden político hacia Ávalos Zempoalteca, de cara al inicio del proceso electoral de 2021, le corresponderá a la PGJE, investigarlo. ¿Quién sigue en la lista?…

Aquí también debe generar resultados la investigación que haga el procurador José Antonio Aquihuátl Sánchez, porque en este asunto hay cabos sueltos que deberá atar.

Mi solidaridad para todas y todos aquellos capitalinos, entre ellos, la alcaldesa Anabell Ávalos y la senadora Minerva Hernández -ambas aspirantes a la Gubernatura- que han sido víctimas de este tipo de delitos y que el director de la policía capitalina no ha podido frenar.

Y quien se atreva a decir que fue un teatro montado, un auto robo sería muy temerario de su parte porque la advertencia fue clara hacia la aspirante priísta a la primera magistratura del estado, y la otra hay antecedentes en este tipo de atracos en la capital.

A la presidenta se le vio firme después de este ilícito muy ruin, doloso y dijo que está firme, que nada la detendrá en su intención de gobernar el estado de Tlaxcala.

Les leerán la cartilla…

Ana Lilia Rivera, Lorena Cuéllar y Dulce María Silva están citadas este viernes en el CEN de Morena, con carácter de obligatorio. Fuentes consultadas dicen que les leerán la cartilla y que les explicarán el método que aplicará él partido para la realización de encuestas.

Si serán regañadas las tres, se lo merecen porque todas han mentido, un principio que enarbola Andrés Manuel López. Las tres han jugado con una doble moral contrario a los principios de la 4-T.

Y dicen en el equipo de Lorena que quizás no asista porque no las dos contrincantes más no son de su nivel. ¡O sea!…

Escribe JAVIER CONDE

Comentarios