Se crean enormes baches en la carretera Amaxac-Apizaco por lluvias y constituyen un verdadero riesgo

Conductores que transitan a diario por la carretera alimentadora que conecta a los municipios de Amaxac de Guerrero con Apizaco demandaron a las autoridades estatales y municipales, que tapen enormes baches que se han formado en los últimos días por las lluvias y que han provocado ponchadura de llantas.

En ese sentido, indicaron que también han provocado afectaciones en la suspensión de los vehículos que han caído en esos hoyos, que cada día son más grandes, y que también constituyen un riesgo para los automovilistas y sus tripulantes.

Por ello, pidieron a la Secretaría de Obras Públicas Desarrollo Urbano y Vivienda (Secoduvi) que no deje en el olvido dicha vía de comunicación, dado a que existe un alto flujo de vehículos que pasan a diario.

Y es que señalaron que decenas de automovilistas usan la misma carretera, dado a que la carretera Apizaco-Tlaxcala, se encuentra en modernización, y en horas pico se forman largas filas de autos.

FRoque/ REDACCIÓN

Comentarios