AMLO-Lore: la Guerra de memes

No cabe duda que una fotografía en la visita presidencial vino a prender los ánimos entre amigos y enemigos políticos de Lorena Cuéllar Cisneros, lo que generó la aparición de memes en las redes sociales, y sinnúmero de comentarios.

Lo cierto, es que esa imagen que le dio la vuelta al estado, en la cual aparecen en «time-back» el Presidente de México, con la servidora pública no es nada halagadora en términos semióticos, obviamente, para la diputada federal con licencia.

En la misma fotografía, se observa que el dedo índice del hombre más poderoso del país, es enérgico y no de bondad hacia la “súper delegada” quien a través de su cubrebocas ocultó ese rostro nada afable.

Además, en los pocos minutos que estuvo Andrés Manuel López Obrador, junto a la aspirante a la Gubernatura de Tlaxcala, solo fue para darle órdenes como ocurrió en el momento en que estuvieron frente a familiares de desaparecidos.

Eso sí, los paladines al servicio de la delegada de la Secretaría de Bienestar, se dedicaron a publicar fotos de antaño y del evento del sábado pasado en las cuales aparecen el fundador de Morena y su patrona.

Otro punto, esos lacayos, aquellos porros de la información que le rinden tributo a Cuéllar Cisneros, se atrevieron a publicar que Lore ya tiene la amarrada candidatura a la gubernatura para las elecciones de 2021, después de la visita presidencial. Tiempo al tiempo.

Sin embargo, una simple fotografía de cuyo autor se desconoce vino a impactar mediáticamente en contra de la expriísta, experredista y ahora morenista.

De ahí, se desató una guerra de mentes, aunque los lorenistas reaccionaron tardíamente porque sus adversarios asestaron el primer golpe en los medios de comunicación y las redes sociales.

Ese primer round mediático lo perdieron, previo al arranque del proceso electoral estatal de 2021.

En un análisis de semiótica los expertos podrían decir que la mano del tabasqueño no apunta -insisto- amablemente hacia la tlaxcalteca, mucho menos el rostro del mismo jefe del Ejecutivo Federal, es de cordialidad.

La expresión entre ambos no es de felicidad, pero aún así Lorena Cuéllar, se colgó de ese evento para promocionarse políticamente.

Sus lacayos, esos huestes que les da lo mismo pertenecer a la derecha, al centro y que la izquierda, se dedicaron a publicitar a su jefa, a su amiga del alma vanagloriándose, pero el rostro de López Obrador resulta ser no muy halagador.

Es más, la expresión del propio Gobernador de Tlaxcala, y de otros testigos de la escena quedan atentos por ese intercambio de palabras tenido por secreto.

Sería bueno que Lore nos comentara, aunque sea a través de sus múltiples voceros y «medios» que nutre a través de posibles programas sociales lo que le expresó el presidente. En ese ánimo de «no mentir, no robar, no traicionar», ese lema de la 4-T.

Por cierto, ¿qué personaje político excluyó a los Legisladores Federales, Ana Lilia Rivera, Joel Molina y Claudia Pérez, de ese evento? ¿Quién deseaba solamente los reflectores en un acto presidencial?… Y que por cierto, le salió el tiro por la culata como dice el dicho.

El discurso

El Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, reconoció una vez más el trabajo de Marco Antonio Mena Rodríguez, mandatario estatal al frente de Tlaxcala.

Le dijo textualmente «podemos tener orígenes políticos-partidistas distintos pero tenemos que unirnos para gobernar”.

Eso está claro, aunque viéndolo bien ambos provienen del mismo partido, el Revolucionario Institucional.

Dichas palabras son buen mensaje para esas marionetas del periodismo que atacan continuamente al actual mandatario estatal, y que ahora sí hablaron bonito hasta del propio Presidente de la República.

Son finalmente, plumas reaccionarias, y veletas del tiempo y que están al servicio de doña Lore. Esperamos más reacciones, porque el show debe continuar.

Escribe Javier CONDE

Comentarios