Cuatro AMLOVERS, los Superstars

Cuatro son los suspirantes de Morena a la gubernatura del estado, y prácticamente dicho cuarteto, siente cada uno -en su corazoncito y en su ronco pecho- que son los ungidos del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, para el proceso electoral de 2021.

Llama poderosamente la atención, que desde meses atrás Joel Molina Ramírez, Ana Lilia Rivera Rivera, Lorena Cuéllar Cisneros y Dulce Silva Hernández, coqueteen de diversas formas con el hombre de la investidura del águila.

Ahora, hasta con quien encabeza internamente los destinos de ese instituto político a nivel nacional, Alfonso Ramírez Cuéllar, y quien por cierto recibió ayer una pésima noticia de la autoridad electoral.

En lo público los cuatro presumen sendas fotografías con el mandatario federal, y hasta andan prometiendo candidaturas a diversos cargos de elección popular.

Ellas y él alaban las decisiones del ex priísta y ex perredista; los cuatro se sienten defensores de una 4-T, sin realmente comulgar con los ideales de Morena.

Cada uno de ellos, sabe perfectamente que López Obrador, es un personaje que decidirá la candidatura a la gubernatura del estado, que es aferrado a sus ideales, pero hasta el momento no ha mandado señales claras. El dedazo se basará en una simulación llamada encuesta.

Lore…

En el caso de Lorena Cuéllar siente que por el hecho de haber sido designada como “súper delegada” o coordinadora de programas federales le dará una supremacía.

Sin embargo, a la misma Lorena le pesan los negativos que ha generado desde la pasada contienda electoral de 2016. Víctima de sus propios errores, de sus propias circunstancias.

Es decir, no ha pagado muchos compromisos de campaña con propios y extraños, por ende ha quedado mal parada con muchos de sus seguidores por no incrustarlos en la nómina en del Gobierno Federal.

O bien, porque la misma Diputada Federal con licencia solamente ha beneficiado a su estructura, a varios periodistas y pseudo reporteros, para lograr sus fines político partidistas de cara a las elecciones del seis de junio. Los morenistas se sienten relegados, y los pocos que ha contratado los ha despedido.

Las casas encuestadoras, efectivamente, la colocan en lo alto de un pedestal; sin embargo, su trabajo político ha resultado muy sensible y dudoso para lograr su fin. En su caso los sondeos muestran dos facetas, la del estancamiento y la de altibajos.

¿Será que más adelante algún adversario partidista le saque a la luz pública posible excesos en el ejercicio de su función pública actual?…

Por lo pronto, la delegada estatal de programas para el desarrollo de la Secretaría del Bienestar, Lorena Cuéllar Cisneros fue emplazada por el Juzgado Primero de Distrito del Poder Judicial de la Federación (PJF), tras una serie de amparos promovidos en su contra por particulares que se sienten excluidos de los programas oficiales.

La misma experredista mantiene a los mismos operadores políticos -en decadencia- que no le ayudaron a amarrar su triunfo en 2016 cuando perdió la elección para Gobernador de Tlaxcala, y son ellos mismos que buscan seguir controlando la estructura lorenista. ¿Nuevamente simularán su actuar?…

Joel…

Joel Molina, se siente muy seguro en lograr la nominación porque presume su amistad con Gonzalo López Beltrán, hijo del presidente de México.

Pero su único padrino político dentro de Morena, es el ex Gobernador de Tlaxcala, José Antonio Álvarez Lima y actual senador propietario, ahora director del Canal Once de televisión.

Dicen en Morena que fuerza radica en mantener el control de la militancia de ese partido político, desde las elecciones de 2016, aspecto que se ha aferrado a soltar pese a los contratiempo que se han dado para renovar la dirigencia estatal.

Otra de las cadenitas que se pretende colgar El Profe, es la “estrecha” relación que mantiene con el hombre más poderoso del país, argumento que varios de sus seguidores presumen a los cuatro vientos.

No obstante, su paso en la Cámara Alta ha sido totalmente gris, aspecto que busca maquillarlo con boletines de prensa, con el fin difundir sus «logros» en sus cuentas de redes sociales.

Otro punto que le puede contrarrestar, es que varios ex orticistas se le han sumado, punto que también le podría perjudicar, dada la mala reputación de la que al parecer gozan. ¿Su eficacia y rentabilidad legislativa alguien la conoce?…

Tampoco ha podido contrarrestar la campaña negra que algunos huestes de la mujer del bienestar le azota cada vez que puede, al desprestigiar su labor como político y líder estatal de Morena.

Además, el Senador Suplente ha tenido un mediocre crecimiento en los estudios demoscópicos aplicados por casas encuestadoras. Ese es Joel Molina.

Ana Lilia…

La Senadora de la República, con un pasado en el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), presume comulgar con la ideología política y social de López Obrador y su 4-T, pero eso sí, bastante alejada de la militancia.

Sus séquitos aseguran que tiene pase directo a Palacio Nacional, empero, queda la duda de su eficacia político partidista.

En Morena dicen que la originaria de Calpulalpan, jamás realizó campaña en los pasados comicios y que solamente la fuerza de López Obrador, la colocó en la Cámara Alta.

Bajo dichas circunstancias la Legisladora espera que el dedo “santo» de López Obrador la señale como próxima abanderada de su partido para los comicios de 2021.

La morenista piensa que solo le basta la franquicia para ganar, pero lo cierto, es que su desempeño como Legisladora dista mucho de lo que algún día le prometió al pueblo.

A la Congresista dicharachera jamás le ha interesado hacer una estructura estatal, y solo le apuesta a su propia suerte. Y le pasa lo mismo que a Joel Molina, su posicionamiento en los sondeos ha sido mínimo.

Por cierto, ¿quién será su asesor de prensa a quien utiliza como golpeador mediático?

Dulce…

La pretensión de Dulce Silva, de buscar la gubernatura del estado, no nació hace un mes, sino desde algunos años pensó que este sueño puede ser realidad.

Cree que bajo la protección de su esposo César Yáñez, quien fuera vocero de López Obrador por más de 15 años, lo puede lograr.

La originaria de Huamantla presume de su buena relación con las mujeres y hombres del poder del país, y del estado.

Sin embargo, tiene un defecto que no sabe caminar entre aquellas calles polvorientas y donde el hambre sucumbe.

Tampoco conoce la geografía, mucho menos tiene el pulso social menos político del estado, y cree que con la amistad del presidente de México, puede llegar a ser la ungida.

Bajo este escenario, la nueva morenista no ha expresado públicamente que pretende meterse a la sucesión de Marco Antonio Mena Rodríguez; es más no aparece en las encuestas públicas mucho menos goza de una estructura política.

Empero, la suerte de la empresaria podría cambiar pronto, pues el Pleno del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TPJF), aprobó desechar la petición de prórroga solicitada por Ramírez Cuéllar, para posponer las elecciones internas de Morena.

La fuerza política de la huamantleca, dependerá de los días en que el Diputado Federal, con licencia permanezca al frente de Morena. Tiempo al tiempo.

Posdata…

En conclusión, la batalla mediática que han desatado los cuatro, para golpetearse en redes sociales -con sus vasallos de la comunicación- ¿les será rentable para lograr sus fines partidistas?…

Como dijo el ex mandatario priísta José Antonio Álvarez Lima, en las elecciones de 1998, cuando le entregó el poder a la oposición: «la moneda está en el aire».

He aquí los AMLOVERS, con su cena de negros que se disputan la candidatura a la silla principal de Palacio de Gobierno, en la franquicia partidista más rentable del estado. He aquí los Super Stars, los amigos del Peje.

Escribe JAVIER CONDE

Comentarios