Emite IMSS recomendaciones a quienes realizan Home Office

Durante los últimos meses de confinamiento, derivado de la pandemia COVID-19, ha disminuido la actividad presencial en las empresas y ha aumentado el trabajo realizado en casa.

La coordinadora del Servicio de Protección y Promoción de la Salud para trabajadores IMSS (SPPSTIMSS), del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Tlaxcala, Mariana López González, señaló que la modalidad del Home Office (trabajo en casa) tiene múltiples ventajas o beneficios, tanto para las organizaciones y empleadores, como para los trabajadores.

Está comprobado que hay un aumento en la productividad, efectividad y eficiencia, con un aprovechamiento racional de los recursos, porque se disminuyen los costos de producción, el ausentismo laboral, así como también las incapacidades por enfermedad o riesgos de trayecto.

Sin embargo, también hay evidencia de sus desventajas, tanto en condiciones normales como en condiciones de cuarentena, como las que se vive en la actualidad por la emergencia sanitaria del COVID-19, situación que incrementó e intensificó las condiciones precarias de trabajo y sus efectos negativos en la salud física y mental de las personas.

También ha llevado al exceso o a la escasez de trabajo. El trabajador puede experimentar aburrimiento, pero también perder el control debido a las altas exigencias y el ritmo que imponen la operación y el mercado, llevándole a experimentar sobrecarga laboral; este desequilibrio entre las demandas y la capacidad de respuesta del colaborador, desencadena estrés, con la merma consecuente en su desempeño

Comentarios