Temporada de chapulines

La temporada de chapulines, acomodaticios y saltimbanquis inició en Tlaxcala, y no precisamente de insectos sino de aquellos politiqueros que solamente buscan saciar sus instintos, y así conservar sus canonjías irremediablemente para 2021.

Este miércoles, el diputado local, Víctor Castro López fue el primero en saltar de las filas del PT a Morena, donde cree que habrá de encontrar mejor cobijo ante la anuencia de Lorena Cuéllar Cisneros, quien está necesitada de adeptos ante sus magros resultados como «súper delegada».

La actitud del legislador no provoca mayor impacto para las filas del partido de la estrella, porque sencillamente dicho ciudadano jamás aportó productividad legislativa o política, y su máximo «speech» ha sido utilizar la tribuna para sus agrias y ocurrentes intervenciones.

Así que ya veremos al diputado guapachoso por aquello de que le encanta escuchar la «cumbia del coronavirus», andar en el huateque legislativo y electorero de 2021, cobijado también por algunas diputadas inverbes que lo califican como su «súper héroe». ¡Háganme el favor!…

¡Tomaaaás!…

Otro que también saltó para hacer derroche de su exhibicionismo público fue Tomás Orea Albarrán, alcalde del municipio de Zacatelco, quien de plano se unió al «klan» de los Garay, aquellos foráneos acostumbrados al escándalo público.

Un comunicado de prensa, redactado desde alguna oficina del Congreso Local, dicen las lenguas viperinas informó que el ex diputado dejaba las filas del PRD, para sumarse al PT.

Esto indica que el mismo partido político acepta el ingreso de otro politiquero con observaciones en el Órgano de Fiscalización Superior (OFS), por 58 millones de pesos de la cuenta pública de 2018, y otro tipo de señalamientos públicos.

Por ejemplo, » plagiarse» un (discurso) fragmento de una serie televisiva Juegos de Trono de HBO, por ser incapaz de frenar la violencia en su municipio, por amedrentar a campesinos y ahora hasta periodistas.

Esa es la «flamante» adquisición del originario de San Luis Potosí, Silvano Garay Ulloa, quien es actualmente diputado federal y que por cierto la libró legal o mañosamente cuando dicen que falsificó un documento oficial sobre su radicación y gozar de un escaño en el Congreso tlaxcalteca.

Otro politiquillo acogido en las filas del PT y cuyos vínculos son muy estrechos con Tomás Orea, es el actual diputado «meón», Miguel Ángel Covarrubias a quien le han hecho creer que sus cartas dan para aspirar a la gubernatura.

Así es que el partido con colores rojo y amarillo, recibe a dos -como quieran llamarles- que se «plagian» discursos de series de televisión para engañar a la sociedad. Uno con Game of Thrones y el otro con House of Cards. ¿Recuerdan?

Ya veremos quien más se suma a la temporada de chapulines acomodaticios, inverbes, inmorales, ocurrentes, oportunistas y saltimbanquis.

Un lástima que el camino pedregoso y lleno de baches de la democracia tlaxcalteca, no tenga un futuro prometedor. ¡Tiempo al tiempo!….

Escribe Javier CONDE

Comentarios