Blanca Águila, y su pandilla

Un gran sector de la sociedad se pregunta por qué la dirigente de la sección 27 de Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud (SNTSA) ha mostrado tanta rebeldía en contra del Gobernador Marco Mena Rodríguez.

La actitud institucional y hasta partidista, la ha dejado a un lado la originaria de Zacatelco, al grado que se ha rebelado completamente en contra del PRI, y hasta pidió el cobijo de la «súper delegada», Lorena Cuéllar Cisneros.

En sus declaraciones -a la prensa- Blanca Águila Lima se excedió al decir que hasta la «pasión amorosa» entre alguien de poder dentro del Gobierno Estatal, y la directora Administrativa de la SESA, Guadalupe Zamora Rodríguez, florece.

Las marchas y el plantón que mantuvo la lideresa y su pandilla mostró una crisis política con el Gobierno Estatal, y eso en el ejercicio del poder no se perdona; se sanciona con enviarla a la banca, darle cero espacios. ¡Ya lo veremos!…

En el hilo de las reacciones, el titular del OPD «Salud de Tlaxcala», René Lima Morales perjuró que Zamora Rodríguez no incurrió en acción anómala alguna. Mientras que Blanca Águila, dijo lo contrario. ¿A quién se le debe creer?…

En la vox populi corren tantas versiones; la principal es que la originaria de Zacatelco busca ya un cargo de elección popular para 2021, y la segunda que está contra la pared ante su liderazgo venido a menos.

Lo cierto, es que los únicos paganos -con su pasada movilización- fueron aquellos ciudadanos que se vieron afectados con la prestación de servicios médicos y otros que quedaron atropados en sus marchas.

Sin embargo, a Blanca Águila eso no le importa, lo que en verdad le interesa es saciar sus egos, y no mostrar evidencias reales de sus dichos.

Por lo porto, ya logró doblegar al secretario de Salud, con la decisión que tomó el gobernador Marco Mena Rodríguez, al mandar a Guadalupe Zamora quien será la nueva Administrativa de ese subsistema educativo.

Sin embargo, ¿dónde quedó la presión de la dirigente para que la SESA, le dé respuesta a sus otras peticiones? ¿Una mujer atacando mediática y políticamente a otra mujer?

Finalmente, logró hacer show, tener felices a sus sindicalizados, pero lo real es que es una lideresa venida a menos.

Desde la REDACCIÓN/ Foto: La Jornada de Oriente (Ilustrativa)

Comentarios