Arturo Morales, el insoportable

A pesar del distanciamiento social emitido por los Gobiernos Federal y Estatal, por la presencia del COVID-19, parece que la elección para renovar la dirigencia de la sección 31 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), será un hecho este jueves.

Pero quien de plano anda insoportable, y con un ego a su máxima expresión es Arturo Morales, de la llamada plantilla «Lealtad», pues asegura que el triunfo lo tiene en el bolsillo dado a que tiene el respaldo de su fuste, Demetrio Rivas Corona.

El muchachón de apellido Morales se ha hecho presente en varios carnavales de la región centro y sur de Tlaxcala, como si anduviera buscando el voto de todos los sectores de la sociedad, para la gubernatura.

Ya le dicen en los círculos de la sección 31 que es «El Saga» del magisterio por aquello que pretende imitar al panista Juan Carlos Sánchez García.

Una realidad, es que dicha sujeto es un franco desconocido dentro del círculo del magisterio tlaxcalteca, pero influenciado por el actual dirigente piensa que tiene el voto seguro.

Al puro estilo de los políticos, de esos que ya no quiere esta nación ha prometido, sinnúmero de cosas a grupos de maestros que dudan de su capacidad para dirigir a dicha sección que engloba a más de 14 mil maestros.

Por ello, dicha persona cuya preparación es mínima dentro del magisterio dice que será nuevo dirigente, pero sus actitudes de prepotencia, de aires de grandeza no ha logrado levantar en las preferencias de los maestros.

No obstante, Arturo Morales no debe minimizar la presencia de su contrincante Cutberto Chávez de la Rosa quien encabeza la planilla «Suma Magisterial»; éste ha ido ganando muchas preferencias entre los agremiados de la sección de maestros con más poder en Tlaxcala.

Insistimos que Morales tiene enfrente a un rival fuerte, y por lo tanto, Demetrio Rivas Corona tiene el riesgo de perder en pocos días el poder que decayó por sus excesos y debilidades.

Y realmente las voces venenosas de los integrantes del pseudo Movimiento Democrático Nacional (FDM) que encabeza Sergio Oropeza Hernández, a quien apodan «La Víbora Rielera» a ambos los tiene sin cuidado. Amagan los disidentes con impugnar la elección.

Así pues, Chávez de la Rosa podría convertirse en el nuevo secretario General del SNTE, pues tiene un factor a su favor, la plena confianza de la mayoría de los agremiados de esa sección que ha sido rehén -por años- de intereses políticos y no gremiales.

Es tiempo de romper con ese círculo vicioso dentro de esa sección, así que habremos de estar pendientes de lo que ocurra el próximo jueves.

¡Tiempo al tiempo!…

Desde la REDACCIÓN

Comentarios