Rebelión en la Granja…

Simplemente, los diputados locales están -una vez más- en una encrucijada porque no hay los consensos necesarios para elegir al próximo representante del Poder Legislativo ante el Consejo de la Judicatura del Poder Judicial.

Y es que esto sucede porque en la bancada de Morena, no hay un líder que sencillamente busque la fusión entre sus integrantes, y más bien se ve que Joel Molina Ramírez ha quedado rebasado en su actuar con dirigente estatal.

Uno de los aspirantes de nombre Erick Hernández Xicohténcatl, dice a los cuatro vientos que su designación es prácticamente un hecho porque así de fácil tiene la anuencia del Senador de la República y líder de Morena.

Sin embargo, al ex jurídico del ayuntamiento capitalino le pesan señalamientos y que se han hecho públicos; además, de que hay legisladores que no lo admiten por hacer juego sucio en su contra.

Y prácticamente los aspirantes al Consejo de la Judicatura como son Erick Hernández Xicoténcatl, José Alejandro García Vallejo, Alberto Herrera Vásquez, Cesar Cabrera Ortega, Pedro Tecuapacho Rodríguez, Pablo Cadena Romero, Enrique Zempoalteca Mejía, Esther Terova Cote, Carlos Domingo Tecocoatzi Juárez.

Además, de Carlos Eduardo Jiménez Casco, Miguel Ángel Gutiérrez Morales, Luz María Vázquez Ávila, Germán Lima Gracia, Miguel Molina Cortes, Juan Antonio Gutiérrez Morales, Arturo Montiel Márquez, Jacinto Rosario Cuatecon.

Así como Rafael Juárez Castañeda, Claudia Acosta Vieyra, Aurelio García Lemus, Claudia Cervantes Rosales, Erika Cortes Zamora, Juan Carlos Cruz Jiménez, Raymundo Amador García y Edith Alejandra Segura Payán tienen padrinos.

Sin embargo, algunos de los suspirantes han sido señalados por su pasado profesional y hasta personal, por conflictivos e incluso, pesan acciones de tipo legal en su contra.

La lista de recomendados es mucha, pero el interés que tiene cada diputado es más, porque en este proceso de elección como en otros los representantes populares tienen sus filias y fobias.

Ayer a las 16:00 horas, en sesión permanente de la Comisión de Puntos Constitucionales se debió haber elaborado el dictamen de validación del proceso de selección del profesional del Derecho a integrar el Consejo de la Judicatura del Poder Judicial.

No obstante, trascendió que se quedó en la congeladora tal proceso por la falta de acuerdos entre los congresistas.

Y veremos si los legisladores pasan por alto el artículo 85 de la Constitución Política Local, que prevé tiempos para la integración del Consejo de la Judicatura.

Ahí, se verá si la mano de Joel Molina pesa políticamente, o si bien la rebelión en la granja perdura por parte de sus diputados y aliados (PT y PES). Diecisiete votos representan la manzana de la discordia.

Y es que la frase del ex gobernador de Tlaxcala, Tulio Hernández Gómez sigue bien viva. «Tanta democracia nos partió la madre».

Desde la REDACCIÓN

Comentarios