PRI: Debilucho y fragmentado

A pesar de la difusión que le dieron a la toma de protesta de Noé Rodríguez Roldán, como nuevo dirigente estatal del PRI, que trata de mostrar a un partido «fortalecido», hegemónico en los hechos es otra cosa.

Hay un tricolor debilitado, caduco y con un panorama complejo, de cara a las elecciones de 2021, en la cual se renovará la gubernatura de Tlaxcala, alcaldías, diputaciones federales y locales.

En fotografías y videos vimos a militantes «dinosaurios», esos que jamás entendieron que la vocación de servicio debía ser un elemento para mantener al PRI fuerte y se dedicaron a saciar sus instintos a base de una riqueza impura.

Dentro de esa mismas imágenes y de periodistas testigos del evento de ayer, hubo muchos acarreados, que fueron felices con una torta y un jugo a cambio de regalar un aplauso a sus directivos.

A pesar del discurso incendiario de Rodríguez Roldán, en contra del Gobierno de Andrés a Manuel López Obrador, contrario a lo que ha dicho el Gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez, no levantó el mayor de los ánimos de una militancia que desea un cambio profundo.

El mismo acto de ayer solo fue una pasarela política para aquellos que desean una candidatura, en un escenario donde los adversarios políticos trataran de avasallar al PRI.

Cabe señalar que el nuevo líder, ya por segunda ocasión dijo que es necesario que el tricolor resurja, y que la unidad será la base principal para lograrlo. ¿Acaso Noé Rodríguez lo logrará?

Lo único que le queda al Revolucionario Institucional, es la estructura del Gobierno Estatal y algunos municipios, y con este poder irá a buscar retener la gubernatura.

Empero; queda en el aire si López Obrador y Mena Rodríguez tienen una acción concertada, y de ser así los años del PRI estarán contados.

¿Alejandro Moreno «Alito», dirigente nacional impondrá candidato a la primera magistratura? ¿Escuchará los consejos de su amigo Mariano González Aguirre?… Tiempo al tiempo.

Escribe Javier CONDE

Comentarios