Entre disparos rescatan a operador de Pronto; hay un muerto y dos detenidos

Alrededor de la medianoche de este jueves, al frente de la Comisaría Regional de la Secretarial de Seguridad Ciudadana (SSC) del Gobierno del Estado de Tlaxcala ubicada en San Pablo Apetatitlan, estacionó un auto de color rojo que presuntamente operaba para una plataforma de transporte y era ocupado por varias personas del sexo masculino, del que su conductor solicitó ayuda a los oficiales presentes, ya que afirmó iba privado de su libertad.

El inesperado reporte activó un protocolo de seguridad por parte de los uniformados estatales y municipales, quienes de pronto se vieron inmersos en una fragorosa persecución -con duración de varios minutos- en busca de asegurar a personas y otro auto sospechosos, que además de trasladarse la movilización a linderos con el municipio de Tlaxcala, incluyó intercambio de disparos por armas de fuego.

Acción que rompió con la relativa calma en las tiendas del centro comercial de la zona (que se preparaba para una venta especial) y culminó sobre el camino de terracería que corre paralela al Río Zahuapan a unos metros de la planta de tratamiento de Tlatempan, donde se registró una fuerte refriega y dejó como saldo un probable malhechor abatido y dos asegurados.

Siendo estos últimos y la posible víctima, llevados (con las medidas de seguridad necesarias) a las instalaciones de la SSC para su valoración por parte de paramédicos que apoyaron el citado protocolo, así también la unidad marca Honda tipo FIT, de color rojo y placas particulares locales, que momentos antes se vio involucrada en un hecho probable de delito en el municipio de Yauhquemehcan, para la puesta a disposición ante la autoridad competente, que en las próximas horas realizará lo conducente.

Pasadas las 3:30 de la mañana, cuando la representación social estaba concluyendo la diligencia ministerial de levantamiento del cadáver de un desconocido de mediana edad y la recolección de indicios, ya que en la escena se aseguró un arma de fuego, el protocolo de seguridad aún estaba activo, ya que se supo parte de la banda de malhechores andaba a la fuga, quiénes habrían aprovechado el tránsito lento para sustraerse de la ley.

Sergio ESPINOZA/ Redacción

Comentarios