Magistrados marrulleros

Una vez que un juez federal determinó conceder la medida cautelar solicitada por el magistrado Héctor Maldonado Bonilla, para dejar sin efecto el «madruguete «, que propinó Mario Antonio de Jesús Jiménez Martínez, queda en evidencia la crisis institucional en el Poder Judicial de Local.

Maldonado Bonilla, apoyado políticamente por Mariana González Foullon, hija del exmandatario Mariano González Zarur, quien tiene excelentes relaciones en la misma Justicia Federal, recurrió al artículo 128 de la Ley de Amparo.

Lo anterior, para que se suspendieran los actos y consecuencias legales del acto reclamado por el quejoso, y que fue en la designación ilegal Jiménez Martínez, como presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado, celebrada el 31 de mayo de 2019.

Por ello, Maldonado Bonilla seguirá como magistrado presidente de este poder y del propio Consejo de la Judicatura del Estado, bajo el argumento legal de que tendrá todas las facultades, atribuciones, y responsabilidades inherentes al mismo.

Lo anterior, hasta que se resuelva lo concerniente a la suspensión definitiva”, así lo dejó plasmado el juez de la causa. Bajo este orden, Jiménez Martínez quedó evidenciado de su hambruna por ser titular de ese poder.

En los corrillos del Poder Judicial del Estado (PJE), se dice que el mismo presidente «espurio» ya había recurrido a la misma práctica que Héctor Maldonado, dar empleo -en unas horas- a sus cuates y recomendados de políticos, entre ellos, de diputados locales.

Apresuradamente, el magistrado que tiene nombre de telenovela, frustró su sueño inmediato de sentarse en la silla de la presidencia del Poder Judicial del Estado (PJE).

Otro punto que sucedió ayer es que los seguidores de Maldonado Bonilla, festejaron el que un juez haya resultó un recurso rápidamente.

La querida amiga del todavía presidente del tribunal Georgette Alejandra Pointelin González, nuevamente tomó el control del TSJE y ordenó que todos los recomendados de Mariano González Aguirre, hijo del ex jefe del Ejecutivo regresaran a sus puestos.

Mientras que los otros recomendados vivieron un sueño guajiro, al rendir protesta en diversos cargos. Así como llegaron se fueron totalmente alicaídos; la burla en contra del magistrado Jiménez Martínez, no se hizo esperar.

Y queda claro que el presidente legal y el espurio solo tratan de confundir a la sociedad y saciar sus intereses en medio de claroscuros, más oscuros que claros a través de sus declaraciones ante la prensa.

Escribe JAVIER CONDE

Comentarios