¿Fuera funcionarios corruptos?…

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador perjura que se ha limpiado el Gobierno Federal de funcionarios corruptos y que quienes tengan malos antecedentes no van a poder trabajar en el actual gobierno.

Una cosa es en los dichos y otra en los hechos, porque en su administración hay personas que precisamente tienen malos antecedentes, y que no merecen ser hijos de la 4-T.

Está claro que el tabasqueño solamente busca posicionarse en los medios de comunicación y redes sociales, aspecto que ha ido a la baja en los propios sondeos hechos por casas encuestadoras. ¿Su popularidad en declive?…

Por ejemplo, en Tlaxcala hay varios “personajes” que en su pasado y presente no han comulgado precisamente con la bandera de la honestidad, y se han dedicado a hacer mal uso de los recursos públicos de la estructura de las delegaciones federales.

Es más, hay otros que ni siquiera están dentro de la nómina gubernamental y gozan de los bienes del Estado, a fin de saciar sus vacíos mentales, y con tal de gozar del poder.

López Obrador habla demasiado pausado, pero demás ante la prensa, empero la realidad de combatir la corrupción y los malos actos en su administración distan mucho de la realidad.

Sería bueno que a cada servidor público, incluyendo a los diputados locales, federales y senadores de la República, los obligara a cumplir únicamente con la Ley, más allá de discursos populachos.

Empero, insistimos la realidad es una, y las palabras de un presidente hablantín distan de una 4-T que supuestamente busca transformar a México y por ende a Tlaxcala. ¿Alguien le cree al peje?…

Desde la REDACCIÓN

Comentarios