Protestan contra gobierno federal por cierre del CEREDI en Tlaltelulco

Decepcionados del Presidente Andrés Manuel López Obrador, marcharon -este día- cerca de una centena de trabajadores y padres de familia del Centro Regionale de Desarrollo Infantil ubicado en el municipio de Tlaltelulco, por el cierre de sus operaciones desde el 31 de diciembre de 2018.

Lo anterior, al recortarse fondos del componente salud del programa federal Prospera.

Desde entonces, más de 700 niños no han recibido terapias de estimulación temprana, problemas motores, de lenguaje, entre otros servicios, por lo que pidieron el respaldo del Gobierno del Estado, para que el Centro siga funcionando y el personal especializado médico pueda seguir laborando.

De acuerdo con una de las terapeutas física, Sandra Salgado, en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2019, se canceló la partida para los CEREDI, y eso ha afectado sobremanera tanto a menores con algún tipo de discapacidad como a sus familias, pues ya no pueden acceder terapias físicas, sicológicas, médicas ni nutriológicas.

Manifestó la necesidad de que puedan ser apoyados por el Gobierno Estatal, para que atraiga presupuestariamente ese sitio, pues se encuentra debidamente equipado, cuenta con material y equipo para dar consultas de pediatría, psicología infantil, entre otras.

Sin embargo, ya no hay recursos para que la Secretaría de Salud – a la que estaba adherida el componente de Prospera – les siga pagando a los especialistas.

A su vez, paterfamilias de Contla, Tlaxcala, Tlaltelulco, Chiautempan, y Teolocholco, pidieron a la administración estatal, que subsidie los centros para que sus hijos continúen recibiendo las terapias y avancen en su desarrollo, incluso se dijeron dispuestos de participar con cuotas para que siga el servicio.

“Pues la verdad como el eslogan lo decía era la esperanza de México, pero así como estamos que está cerrando programas decepciona porque si apoya con el dinero de manera directa a los beneficiarios está bien, pero en este caso se trata de mi niño especial y pagar esos servicios con un médico y terapeuta privado el recurso es insuficiente”, coincidieron los afectados.

Alfredo GONZÁLEZ/ Redacción

Comentarios