Llama Obispo a la comunidad católica reconocer “nuestros pecados”

Julio César Salcedo Aquino, celebró la Eucaristía este miércoles 6 de marzo, en la Santa Iglesia Catedral. Pues en este día se inicia la Cuaresma.

En su homilía Monseñor Julio César comentó: «Iniciamos la Cuaresma con un signo, el de la ceniza, el cual es un signo externo en el cual manifestamos que queremos acercarnos al Señor para cambiar de vida, donde reconocemos nuestros pecados y que necesitamos de la gracia de Dios, como lo dice el Salmo de este día: Misericordia Señor, hemos pecado».

Salcedo Aquino, recordó algunas palabras del Papa Francisco para esta Cuaresma: «Si el hombre vive como hijo de Dios, si vive como persona redimida, que se deja llevar por el Espíritu Santo (cf. Rm 8,14), y sabe reconocer y poner en práctica la ley de Dios, comenzando por la que está inscrita en su corazón y en la naturaleza, beneficia también a la creación, cooperando en su redención.»

Por último, Monseñor Julio César resaltó Palabras del Santo Padre: La Cuaresma es signo sacramental de esta conversión, es una llamada a los cristianos a encarnar más intensa y concretamente el misterio pascual en su vida personal, familiar y social, en particular, mediante el ayuno, la oración y la limosna.

Fuente: Diócesis de Tlaxcala

Comentarios