Confrontación estéril

Un reciente veto del Ejecutivo al Legislativo, pone en evidencia que no existe un canal de comunicación real entre ambos poderes, y que únicamente buscan estar en una confrontación estéril.

En las ocasiones en que el gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez ha recurrido a dicha facultad que le otorga la Constitución Local, solo ha logrado una posición mediática, pero banal en lo político.

El mandatario estatal cuando fue diputado local, debió aprender que el arte de avanzar en el terreno legislativo, social y político es establecer acuerdos en la mesa del diálogo, pero también su interlocutor Arnulfo Arévalo Lara, ha sido pésimo y lo que le sigue en dicha encomienda.

No obstante, los legisladores locales también deberían analizar los alcances de ser oposición en Tlaxcala, y más aún saber qué es lo que aprueban en el pleno porque está claro que Mena Rodríguez sigue legislando, como primer magistrado estatal, pero con la espada desenvainada.

Señor gobernador, señores diputados con ese tipo de actitudes y de confrontaciones, estériles el único que pierde es Tlaxcala y sus habitantes.

Basta analizar el atraso legislativo que existe porque sencillamente en lo que va de la presente legislatura tanto el Gobierno Estatal y la Cámara de Diputados, no han presentado una sola iniciativa de verdadero impacto para Tlaxcala.

Sino equivocamos en esta sala de redacción, estamos abiertos a que los dos poderes nos digan cuál y publicamos su respuesta.

Aquí, lo interesante es que pensará el papá de la 4-T, Andrés Manuel López Obrador porque de todo se entera. ¿A quién le dará la razón?…

Sería lamentable que por posiciones de confrontación política más no jurídica, Tlaxcala sea castigado en el terreno económico por parte del Gobierno Federal, porque sencillamente el presidente de México, anda en una posición tremenda.

Por ello, sería bueno que los asesores de ambos poderes siempre piensen que la política es un arte para ganar, y jamás debe ser utilizada para dividir.

Sin embargo, aquella frase “Divide y vencerás”, que se le atribuye a Julio César, un prestigioso militar y político romano nacido en el año 100 a.C quizás sea útil para alguno de los dos poderes.

Y es que esa expresión nos da a entender que si tu enemigo se encuentra dividido en vez de unido, será mucho más fácil controlarlo y vencerle. ¿En tiempos de la modernidad “democrática” sigue siendo útil tal propósito?…

Lo único que podríamos decir que el aval para prohibir el uso de unicel y de determinados plásticos, con el objeto de evitar contaminar más en Tlaxcala, había sido bien recibida por un gran número de ciudadanos.

En tienditas de los lugares más recónditos de Tlaxcala y hasta en los súper mercados la noticia ya había tenido un impacto positivo, aunque la entrada en vigor de tal disposición tenía o tiene una fecha de inicio.

Y quizás, ahí es cuando a los asesores jurídicos del mandatario estatal, les falló el tino, y ahora solo buscan ponerse los guantes de box con el Poder Legislativo. Todo debe ser sin ocurrencias, se lo expresamos a ambas partes.

Señor Gobernador, Señores Diputados no dividan, lleguen a puntos de acuerdo por el bien del estado, que necesita ser más vigoroso, pero sin armonía no se logrará.

Con ese tipo de actitudes, para muchos negativas solamente unos cuántos ganarán con su “negro y arcaico pensamiento”. Así lo dice la Vox Populi, no nosotros.

Comentarios