AMLO crece pese a fifis

En los primeros 100 días de Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, se han generado diversas aristas, donde los fifis pretenden desacreditar el esfuerzo que ha hecho el presidente de la República, con el objeto de combatir dos temas fundamentales la impunidad y la corrupción.

Sin embargo, llama la atención que aquellos fifis, precisamente, olvidan o pretenden ignorar, de acuerdo con su frágil memoria que en los sexenios federales priístas y panistas han generado perjuicios en contra de la población.

A la vista de todos están diversos escándalos desde el Fobaproa -con Vicente Fox- hasta con Enrique Peña Nieto -con la Estafa Maestra- que han puesto en la polémica la administración de dichos mandatarios.

Por ello, es importante que precisamente esos fifis -enfundados en la militancia priísta y panista- no desparramen veneno, que no sean lenguas largas y viperinas. La crítica constructiva es buena, pero con argumentos.

Y qué decir de los chairos, siempre han mantenido una confrontación real contra los fifis, pero lo han hecho sin conocimiento de causa, y rayan en un populismo barato.

Son los propios chairos que comenten sandeces, y en lugar de ayudarle a su líder moral, que es López Obrador terminan siendo criticados en las redes sociales.

Pese a lo que digan los fifis y con la poca ayuda de los chairos, el presidente López Obrador tiene una alta calificación y aceptación a nivel internacional y nacional. ¿Por qué será?…

Según, el último trabajo de campo hecho por Consulta Mitofsky, el tabasqueño registra un 67 por ciento de aprobación, en el ranking mundial, por arriba del ruso Vladimir Putin que tiene 64 por ciento.

Y es el primer lugar de los mandatarios de América, con ese mismo porcentaje, lo que deja entrever que los fifis entre más cuestionen al morenista, éste se mantiene firme en posicionamiento social y político.

Lo cierto, lo real es que a los fifis y chairos, les hace falta cultivarse. Lean y analicen para poder ofenderse, si es que así lo desean.

No obstante, organismos defensores de la libertad de prensa han detectado acciones mediáticas para atacar -desde algún lugar donde habitan chairos y fifis de mala leche- a medios de comunicación y reporteros críticos.

Una más del vocero…

Hace un par de semanas, el vocero del Congreso del Estado, David Rodríguez convocó a un evento encabezado por un legislador federal del PT, y ayer lo hace en pro de una legisladora federal del PAN.

Dicen por ahí que en el primer acto convocado sirvió para tener un desayuno de acercamiento con reporteros consentidos, y así amarrar convenios publicitarios -dicen las malas lenguas- desde el Congreso Local, a través del Partido del Trabajo.

Y la segunda convocatoria fue para que los diputados locales y una federal, encabezaran un acto de protesta, en contra de Andrés Manuel López Obrador, en el marco de sus primeros 100 días de labores.

Con un cúmulo de yerros, y sin título profesional los legisladores mantienen al «flamante» jefe de Comunicación Social.

¿Acaso el vocero no está desviando recursos del Congreso Local, para apoyar a diputados federales en actos más políticos que institucionales?…

Ah, y todavía los legisladores de Juntos Hacemos Historia, le autorizaron un salario de 50 mil pesos mensuales.

Comentarios