Hablando de “moches” y traiciones

En su conferencia mañanera, de este jueves el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador fue tajante al hablar de los “moches”, acción difícil de desterrar en un país y un estado, donde esta mala práctica no se extermina, se nutre.

El mismo mandatario advirtió a los congresistas emanados de su movimiento que no permitirá gestionar el cobro de “moches” a cambio de bajar recursos del presupuesto a estados y municipios. ¿Será?…

Fuentes confiables revelaron a este columnista que desde las altas esferas del poder, el tabasqueño recibió informes -antes de su última visita a Tlaxcala- lo que sus diputados locales, aprobaron el pasado 29 de diciembre.

Es decir, sabe que se adjudicaron más de 400 millones de pesos, para obra pública y acciones para el campo.

Un reporte del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN), detalla lo de esta jugosa bolsa, que para muchos huele a supuestos “moches”, en los meses subsecuentes.

López Obrador, abordó un tema puntilloso y por demás delicado. Si los legisladores de Morena, PT, PES y PRD tienen duda, les dejo el tiempo de la rueda de prensa, en la cual el Jefe del Ejecutivo Federal abordó el tema y que pueden consultar en YouTube (1:13:55-1:19:42).

“Aprovecho también para decir a los legisladores, sobre todo a los que vienen de nuestro movimiento. Nada de condicionar el apoyo del presupuesto en un estado a cambio de que se haga una bolsa para que ellos distribuyan los recursos. Eso no le corresponde al Poder Legislativo, eso tiene que ver con el Poder Ejecutivo”, sentenció el presidente.

Añadió que los legisladores manejaban presupuesto para cultura, para deporte y para construcción de calles y de banquetas.
“Y si el diputado era del DF y se entendía con el gobernador, el gobernador de La Laguna, porque no quiero mencionar a ningún estado. Si se entendía, aunque la asignación y él fuese diputado del DF, se transferían los fondos al gobernador de La Laguna y, a cambio de eso, el gobernador de La Laguna o el presidente municipal del municipio de Afganistán, les daba su moche, diez por ciento. Así era. Y si no les daban el moche, el diputado recomendaba a la empresa contratista, un descaro”, precisó.

“Entonces todo eso se termina, que tiene que hacer un legislador manejando presupuesto si no es su función, para eso es el Ejecutivo. El legislador es para reformar, modificar, aprobar nuevas leyes y para aprobar el presupuesto, pero no ejercer el presupuesto, no decidir a quién entregar el presupuesto”, acentuó.

“Tenemos toda esa información. Por eso, algunos están molestos, pero todo lo que tengamos de ahorros por austeridad, por combate a la corrupción, se va a la gente mediante este mecanismo”, concluyó.

De entrada, surgen varias preguntas. ¿López Obrador tolerará el descaro del que habla? ¿Investigará a sus legisladores? ¿Les fincará responsabilidades? ¿Los expulsará de las filas de Morena? ¿Es puro choro?…

Si bien es cierto, que el ahora presidente de la República, tanto pregonó -en su campaña proselitista- que comulgaba con tres principios “No traicionar, no mentir y no robar”. ¿Son puro cuento chino?…

No obstante, en los hechos el lider moral del Movimiento de Regeneración Nacional está obligado a evitar que sus legisladores incurran en las malas prácticas de las que habló.

¿Acaso sus diputados no traicionaron y no mintieron al adjudicarse esa millonaria bolsa? Dejo ambas preguntas para la reflexión.

Hablando de supuestos “moches” y traiciones en el Congreso se fueron consumiendo las botellas… Es fin de semana y ya suena a reventón.

Acusación directa…

En el Congreso del Estado, se ha hecho tan normal hablar de “moches” que varios diputados locales no han podido sustentar sus dichos y solo utilizan su fueron constitucional para acusarse y hasta para utilizarlo como mofa de sobre mesa.

Tan “armónica” es la convivencia en este poder que hasta los trabajadores de confianza y sindicalizados se burlan de sus propios patrones, pues les encanta el “chow” que dan.

Por ello, la sociedad tlaxcalteca sigue pensando que los legisladores solo van a levantar el dedo, a saciar su ego y a llevarse lo que se pueda, finalmente es dinero del pueblo.

Diputada ocurrente

Sería bueno que la diputada local de Morena, María del Rayo Netzahuatl Ilhuicatzi, indague qué gobernador de Tlaxcala, propuso al Congreso Local, que determinadas figuras públicas tuvieran escoltas -mediante la Ley- dada la importancia que ocupaban.

Y se encontrará que fue el ahora senador de la República, José Antonio Álvarez Lima. Tal propuesta fue avalada por los congresistas en el año de 1997, en ese entonces cuando la delincuencia era menor en la entidad.

Vaya que la legisladora morenista debió analizar las estadísticas en materia delincuencial antes de atreverse a proponer que el Gobernador, el secretario de Gobierno y el Procurador dejen de tener escoltas.

Tal vez, la ex perredista piense que vive en Disneylandia y que su amigo es Mickey Mouse. Lo cierto, es que la ex presidenta municipal de Apetatitlán, es candil de la calle y oscuridad de su casa. El tiempo siempre dará la razón.

Escribe JAVIER CONDE/ Opinión

Comentarios