¡Qué necesidad!…

El gobernador del estado, Marco Antonio Mena Rodríguez recurrió al artículo 79 de la Constitución Local, para ejercer su derecho de veto en torno a la aprobación del Presupuesto de Egresos de 2019, y que quizás sea el principio de una fricción entre dos poderes.

En un texto de 21 cuartillas el Ejecutivo Estatal
explica sus razones para recurrir a esta medida, que podría afectar el buen desarrollo de la administración estatal, aspecto que los diputados de oposición no han fijado una postura.

Lo cierto, es que desde un principio de la revisión no hubo mecanismos que fortalecieran una sana aprobación como la propia comparecencia de funcionarios públicos ante el Legislativo.

Ahora, existe el riesgo de que judicialice esta medida, porque políticamente ya se encuentra, con jaloneos inútiles, y que se pudieron evitar al hacer una mejor explicación de lo que el Ejecutivo Estatal pretendía que se aprobara.

Sencillamente, el Paquete Económico de 2019 está cuestionado, por lo que ahora falta analizar la respuesta del Congreso del Estado, para que el ciudadano sepa cuál de los dos poderes tiene la razón.

Mena Rodríguez deja entrever que recurrirá a las medidas legales que sean necesarias para defender su presupuesto, mientras que los diputados de la Coalición Juntos Haremos Historia seguro defenderán lo que aprobaron.

Y cómo dice la expresión de una canción del canta autor mexicano, Juan Gabriel y “qué necesidad, para qué tanto problema”, si tuvieron el tiempo suficiente para poder disipar y defender argumentos que hoy pretenden magnificar.

Es una lástima que los tlaxcaltecas tengan que padecer este tipo de acciones, siendo que en las mesas de trabajo jamás existieron, y que cada poder trata de imponer su voluntad.

Los efectos negativos podrían sentar sus reales, debido a la carencia de un verdadero puente de comunicación. Sencillamente, la política es diálogo, y sino lo hay algo pasa con la interlocución. ¡Veremos qué pasa!…

Escribe JAVIER CONDE

Comentarios