Jueza cuestionada…

La decisión que tomó Yenesei Esperanza Flores Guzmán, jueza de la Sala 2 del Juzgado de Control y de Juicio Oral del Distrito Judicial de Sánchez Pierdas y Especializado en Justicia para Adolescentes, con residencia en Apizaco sobre la liberación de Adolfo N. comenzó a ser criticada.

Solo bastó fijar una fianza de 200 mil pesos -basadas en dudas legalidades- para que el ex alcalde de Tlaxcala, saliera del Centro de Reinserción Social (Cereso).

En las redes están tupidas de críticas hacia la abogada y el propio Ministerio Público, adscrito a la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE). Allá ellos, y su conciencia.

Ambos dejan dudas sobre lo que ocurrió en los primeros días, de este lamentable accidente automovilístico donde Carlos López González, murió.

La protesta de ciclistas que encabezó Miguel Arroyo Rosales sirvió de poco, pues la propia ley establece facilidades cuando se trata de un homicidio imprudencias.

Sin embargo, queda la duda respecto a la presión que ejerció el diputado del PAN, Milton López Avendaño ejerció en Palacio de Gobierno, a cambio de seguir siendo un paladín al servicio de la actual administración.

Lo cierto, es que al panista Adolfo N. le cambió la vida repentinamente, y tendrá que definir su futuro personal y político lejos de Tlaxcala, porque estará sometido, hoy y siempre al escrutinio de la opinión pública.

Mientras que la esposa, hijos, familiares y amigos de Carlos López están de luto al igual que un amplio sector de la sociedad. Que la resignación llegue pronto.

Desde la REDACCIÓN

Comentarios