El primer linchado…

La violencia le dio la bienvenida a la primera Mesa de Coordinación Estatal para la Construcción de la Paz, en el marco del nuevo plan de seguridad anunciado por la Federación.

Así de sencillo, una turba de lugareños de Hueyotlipan, Tlaxcala mató a un supuesto ladrón, acreditado como policía poblano, sin que las nuevas autoridades federales actuaran.

Este hecho cruel, representa la barbarie, el lado fúrico de un pueblo que toma por su propia mano la justicia. Un acto reprobable pero real, en el México de la llamada “Cuarta Transformación”.

Es una pena que en el discurso Andrés Manuel López Obrador, mande un mensaje y en los hechos sus séquitos hayan tolerado consumar una escena de horror.

Otros dicen que el gobierno de Marco Antonio Mena, actuó muy tarde el pasado fin de semana, pero finalmente los policías estatales rescataron a esta persona en medio de una gran tensión.

Lo cierto, es que en Tlaxcala ocurrió el primer linchamiento en el sexenio de López Obrador, aspecto que no le deberán ocultar al nuevo presidente.

En medio de un mar de interrogaciones se desconoce si realmente la persona muerta a golpes era policía de Puebla. De ser así, ¿cómo estarán las cosas en el vecino estado?…

Así pues, la delegada del gobierno federal, Lorena Cuéllar inicia su nuevo encargo, con un acto cruel, doloroso y que no deja de ser vergonzoso.

Es más, la semana anterior en una reunión que hubo entre la nueva enlace del gobierno de Manuel López; el jefe del Ejecutivo, Marco Antonio Mena y 60 alcaldes, la también diputada federal no supo explicar la política en materia de seguridad, para los próximos seis años.

Ante el cuestionamiento de varios presidentes municipales corrió la versión de que Lorena Cuéllar no tiene el más remoto conocimiento de lo que se hará en esta materia, una de las prioridades de López.

Es una lástima que un video que circula en las redes sociales, donde un sector de la población de este municipio consuma su propia obra, sea el tema del momento en todos lados.

Alguien cree que la Policía de Investigación, adscrita a la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), irá tras los responsables de la escena de salvajismo.

Ya en el antaño Tlaxcala ha sido escenario de esa misma incivilidad, y hasta el momento no hay nadie tras las rejas.

Así la historia de la inseguridad, el salvajismo y de los hijos de la “Cuarta Transformación”.

Luis Vargas fuera…

Luis Vargas González, solo estuvo seis días en su nuevo encargo y fue despedido supuestamente como director General del Colegio de Estudios Científicos y Tecnológicos del Estado (Cecyte), por incurrir en supuestas arbitrariedades.

Al gobernador de Tlaxcala, no le tembló la mano para cesar a tal persona, pues según intentó hacer negocios de interés personal, lo que generó la reacción inmediata de un sector de la plantilla de empleados.

En los pasillos del Poder Ejecutivo, el ex titular del Sepuede, emprendió movimientos arbitrarios entre los colaboradores de la institución, por encima de la ley, lo que causó malestar en las altas esferas del Poder Ejecutivo.

Vargas González, tiene -al parecer- observaciones en el manejo de dinero público cuando estuvo en el Sistema Estatal para la Promoción del Empleo y Desarrollo Comunitario (Sepuede), dependencia de donde fue director.

Escribe JAVIER CONDE

Comentarios