Premio de consolación…

Los enroques dentro del gobierno continúan y para muchos es el premio de consolación del mandatario estatal, Marco Mena Rodríguez, para algunos priístas que perdieron en una desastrosa elección, la peor del Revolucionario Institucional.

En los nombramientos ejecutados en un fin de semana largo, dejan en evidencia que el primer magistrado del estado, busca revivir a varios personajes políticos, uno de ellos a petición de la ex gobernadora Beatriz Paredes.

La reciente visita de la Senadora fue para pactar con Mena Rodríguez que su hijo político, Enrique Padilla, llegara a una institución educativa vejada por el perredista Narciso Xicohténcatl.

Y qué decir de Anabel Alvarado Varela, ex candidata al Senado de la República, la resucita para encabezar la Comisión Organizadora de la Conmemoración de los 500 años del Encuentro de Dos Culturas.

De lo anterior, el mandatario deja entrever que la ex secretaria de Gobierno, y ex diputada federal tiene amplias posibilidades de ser la candidata natural del PRI, para las elecciones de 2021, donde se renovará el Poder Ejecutivo.

Las piezas del ajedrez se comienzan a mover políticamente al grado que la Coordinación General del Sistema Estatal de Promoción del Empleo y Desarrollo Comunitario (Sepuede) quedará Florentino Domínguez Ordoñez.

El mandatario estatal busca que todos ellos estén en la baraja política, pues está en juego la permanencia del PRI, en el poder gubernamental del estado.

De perder sería un duro golpe para este instituto político, y ahora busca jugarse el futuro con Alvarado Varela; aunque en política todo depende de cómo amanezca el día para los que ostentan el poder.

Al Colegio de Bachilleres del Estado de Tlaxcala (Cobat), llega Victorino Vergara Castillo, un hombre que a su paso por la dirección General del Cecyte-Emsad, dejó problemas y un cúmulo de inconformidades.

Es así, como Marco Mena hace sus nuevos enroques donde busca posicionar al PRI, a su administración, y para ello deberá trabajar arduamente, en espera de que las tradiciones de las que habló el pasado cinco de julio se hayan acabado. ¿Acaso seguirán más despidos?…

Comentarios