Exhorta IMSS a padres de familia a cuidar salud mental de sus hijos

La salud mental es el estado de equilibrio que debe existir entre la persona y el entorno sociocultural que le rodea, incluye el bienestar emocional, psíquico y social e influye en cómo piensa, siente, actúa y reacciona una persona ante momentos de estrés.

La salud mental es la base para el bienestar y funcionamiento efectivo de una persona en su comunidad.

Afecta a la salud mental, la inseguridad, la desesperanza, el rápido cambio social, la violencia, los problemas que afecten a la salud física. También puede verse afectada por factores y experiencias personales, la interacción social, los valores culturales, experiencias familiares, escolares y laborales.

Ahora, con el predominio de las redes sociales e internet, niños, adolescentes y jóvenes, están reduciendo sus horas de sueño, lo que provoca estrés, irritabilidad, sentimientos de tristeza y pesimismo, aislamiento, depresión, insomnio, ansiedad, todo lo cual perjudica su salud y disminuye su rendimiento.

La salud mental favorece a la salud física y a la rápida recuperación de enfermedades físicas, así como el tener relaciones de calidad con las personas de su entorno. Permite un estado de bienestar constante y el ánimo para hacer proyectos para el futuro. Mejora la calidad de vida de las personas.

Para tener y mantener buena salud mental, se recomienda tener buenos hábitos alimenticios; realizar ejercicio con regularidad; conservar buenas relaciones interpersonales; evitar el tabaco, el alcohol y todo tipo de estimulantes que generen dependencia; dormir como mínimo ocho horas diarias.

Se exhorta a padres y madres de familia, realizar actividades sociales, recreativas, culturales y deportivas, junto con sus hijos, de tal manera que no estén todo el tiempo aislados en internet, así como desarrollar el gusto por la lectura, leer enriquece la capacidad de atención e incrementa la memoria, aumenta la motivación y reduce el estrés.

Comentarios