Ricardo García, patea el pesebre…

Ricardo García Portilla, pasó de diputado federal a promotor de carreras de atletismo, solamente para llamar la atención de la opinión pública y así despotricar en contra del dirigente del PRI, a quien responsabilizó de la derrota de ese partido en las elecciones pasadas.

Sin empacho, el priísta de Capulalpan expresó a reporteros que la pérdida de espacios en el Congreso Federal y Local, tiene nombres y apellidos. A bocajarro dijo que el responsable de la misma fue Roberto Lima.

Empero, uno se pregunta nuevamente si el originario de Calpulalpan, que ahora organiza carreras atléticas fuera de su municipio y distrito no movió un solo dedo para ayudar a su partido a ganar el pasado primero de julio.

García Portilla, estrechamente ligado a Mariano González Zarur, utiliza esta vieja práctica de aventar la piedra y esconder la mano en forma recurrente.

Sería bueno preguntarle a Noé Rodríguez Roldán, si el secretario de Finanzas, en el sexenio marianista lo apoyó en las elecciones constitucionales y extraordinarias para diputado local que perdió frente al panista Julio César Álvarez Mejía.

En este tenor, ex legislador que seguramente pasará tres años en la banca, y con la posibilidad de que no sea uno de los aspirantes a suceder a Marco Mena Rodríguez, ya tiene nueva chamba, ser promotor deportivo en los 60 municipios.

Y nos atrevemos a decir que también en 90 meses, no se le verá caminar cerca de Palacio de Gobierno, pero si se hará el aparecido en los eventos del Revolucionario Institucional.

O bien, ¿su camino ya lo proyecta en otro partido político?…

El de las ligas…

Ayer, René Bejarano visitó Tlaxcala para llamar a las fuerzas de izquierda a sumar para las elecciones estatales de 2021. Sin embargo, llama la atención que el “Señor de las Ligas”, ande de promotor de perredistas siendo que su corazoncito está con Morena.

Está claro que dicho sujeto carece de moral política para expresar que se debe hacer un nuevo ejercicio de político en México.

A su lado aparecieron dos perredistas con hambruna protagónica y cuyos nombres no vale la pena mencionar, pero si es importante decir que son unos vividores de la política igual que él.

Comentarios