Exige “Un Mundo Una Nación” frenar violencia contra migrantes en Tlaxcala

En el marco de las consultas a las víctimas, sus familiares, a la ciudadanía, a la sociedad civil y a líderes religiosos que ha emprendido el gobierno federal lecto para explorar alternativas viables con las cuales lograr la pacificación y reconciliación del país, informó la organización “Un Mundo Una Nación”.

En este sentido, dijo se ha considerado dialogar con personas migrantes que se encuentren en distintos centros, casas o albergues. Así, el albergue para migrantes en Apizaco “La Sagrada Familia” será sede de uno de los foros de escucha que se están realizando en diferentes albergues; para “recabar propuestas, sugerencias e iniciativas que sirvan como insumos para diseñar políticas públicas viables para lograr la pacificación y reconciliación del país”.

La población objetivo de este foro de escucha serán personas migrantes de tránsito; no obstante, también se dará voz a migrantes de origen y retorno dispuestas a compartir su caso en torno a alguna experiencia propia relacionada con los daños generados por la violencia en México, el proceso de construcción de paz, la justicia y la verdad.

También se ha convocado a defensoras/-es de derechos humanos que colaboran en casas, albergues y centros que dan atención a personas migrantes en Tlaxcala, Puebla e Hidalgo dispuestos a plantear propuestas para la reconciliación de México con la población migrante que transita por su territorio y con sus migrantes.

Ante la lenta construcción de la voluntad política que las instituciones de nuestro estado han mostrado para asumir su compromiso de adoptar medidas hasta el máximo de sus recursos disponibles para lograr, progresivamente, el pleno ejercicio de los derechos humanos, en este caso, de la población migrante.

Expresó que “para nosotros es trascendente este espacio de diálogo ya que permitirá visibilizar las múltiples formas de violencia que enfrenta la población migrante en tránsito, actos perpetrados no solo por el crimen organizado, pues existen otras prácticas que atentan contra la dignidad de la persona y constituyen violaciones a sus derechos humanos”.

Añadió “tales como las agresiones con armas de fuego perpetradas presuntamente por los guardias de seguridad que custodian el tren, de las cuales el albergue ha podido documentar en sus 8 años de trabajo al menos 16 casos, 12 de ellos con denuncia penal”.

Cito que el abuso de autoridad por parte de diversas corporaciones de policía que siguen violentando los derechos de las personas que transitan por Tlaxcala, o los más de 15 casos de personas que han sufrido accidentes y amputaciones por la colocación de postes de concreto en las inmediaciones de la ciudad de Apizaco.

Juan FLORES/ Redacción

Comentarios