Estrenará Carlos Rivera video clip; enarbolará la grandeza cultural de Tlaxcala

Cien metros de grecas que conforman un tapete formado con flores y aserrín de color rojo, amari­llo y blanco, se extienden a lo largo de la calle San Francis­co en la Plaza Xicohténcatl de la capital tlaxcalteca.

Ahí, más de 300 huehues esperan su turno para comenzar a avan­zar, bailando, desde la Cate­dral de Nuestra Señora de la Asunción. Todo pareciera in­dicar que la tradición de La noche que nadie duerme se ha adelantado y se ha trasla­dado de lugar, pero no es así, así lo relata el periódico Excélsior a quien el oriundo de Huamantla, le concedió una entrevista exclusiva.

En julio pasado Carlos Ri­vera logró concretar uno de sus sueños más anhelados desde que comenzó sus ca­rrera profesional: mostrarle al mundo las tradiciones del lugar que lo vio nacer hace 32 años.

Para el cantante, poder combinar la cultura de Hua­mantla, con pequeños guiños de la española -país donde su carrera tomó fuerza- es regresarle un poco a su esta­do natal con Regrésame mi corazón.

“Llevo muchos años persi­guiendo hacer un video aquí en mi tierra, muchas veces lo intenté con otras cancio­nes, sin embargo llega en este momento con una canción que se prestaba perfecta­mente, quise poner elemen­tos de tradición de mi tierra o muchos, porque son muchos más”, dice el cantante tlaxcalteca.

“Pero los que a mí me ha­cen sentir más orgulloso de ser de aquí, el principal son los tapetes de aserrín que se hacen en Huamantla. Vinie­ron artesanos desde allá para poder tener 100 metros de tapete de cada lado aparte de otra alfombra que se hizo allá arriba y que ya utilizamos”, subrayó.

Durante dos días de rodaje del video -el cual se estrena mañana- una produc­ción de 150 personas de staff, artesanos, huehues, bailarinas y el mismo Rivera, hicieron un home­naje a la historia del estado en don­de los colores, las flores, los trajes, las calles empedradas y las construcciones coloniales enmarca­ron el tema.

“Con la plaza de toros, que es bellísima, la más antigua de México, fue usada como un coliseo don­de hay un duelo de baile en­tre unas flamencas y unas mexicanas. Los vestuarios delatan inmediatamente de dónde son, las mexicanas son como una especie de fridas (Kahlo) y las lidero yo, Han­na, que es nuestra actriz invitada, que viene desde España, lidera a las flamencas.

Pero no sólo las tradicio­nes tlaxcaltecas toman vida en Regrésame mi corazón, también los guiños de soni­dos europeos como la rumba flamenca se hacen presentes de la mano de uno de los in­tegrantes de Gipsy Kings.

“La música es tocada por integrantes de los Gypsy Kings, Andrés Reyes se escu­cha ahí en los coros y en las guitarras que nos hizo el ho­nor de ser uno de nuestros grandes músicos invitados, para mí es un lujo tener esta canción con ellos y hacer el video aquí en mi tierra, ahora es compartirlo con la gente”, le comenta a dicho medio nacional.

Comentarios