El agosto que no olvidará Sánchez Jasso

Está claro, que el peor alcalde de Huamantla, Jorge Sánchez Jasso, jamás olvidará que le fue como en feria, en este agosto de 2018, al ser rebasado por las trifulcas, la inseguridad y por la reprobación de su cuenta pública de 2017.

Es una pena que este municipio siga siendo objeto de señalamientos por parte del Órgano de Fiscalización Superior (OFS), y del Congreso del Estado. ¡Vaya gobernantes!…

Los ciudadanos -que a diario son más- están hartos de la presente administración, la misma que se cuestionan dónde están invertidos en la comuna más de 12 millones de pesos, y que fueron observados del ejercicio fiscal anterior.

Y lo que son las cosas, basta recordar cuando la “doña del pueblo”, su esposa, la regidora de Hacienda en el trienio de Carlos Tlapale Gómez, alzaba la voz, se desgañitaba, exigía cuentas claras, transparencia hasta por debajo de la pierdas, y mire señora, con lo que sale Jorguito.

Lo que menos espera el PRI, el partido en el que ambos son militantes son reclamos. La pareja no podrá justificar que fue una revancha política, pues la revisión de la auditora superior, Isabel Maldonado Textle, muestra las irregularidades en el manejo de recursos.

Aunque el munícipe argumente -en los medios a los que les paga, a cambio del silencio- que solventó todas las observaciones ante el OFS, ya tendrá que hacerlo ante un ministerio público, claro si algo raro no pasa en el camino.

En este orden, es inadmisible que el ex director de Ingresos del Gobierno del Estado, y ex contralor de la Secretaría de Salud (SESA), en el sexenio de Mariano González Zarur, le haya fallado a quienes votaron por él.

Sánchez Jasso podrá argumentar lo que sea, pero el pleno del Poder Legislativo, le reprobó su cuenta, y ahora tendrá que verse implicado en un asunto legal. También el OFS, está obligado a sustentar su revisión contable, y a transparentar una acción administrativa y legal.

Agosto, de 2018, será el agosto que el ex alumno de una universidad prestigiosa, de apellido Sánchez Jasso, jamás olvidará. ¿Acaso comulgar con la transparencia no es lo suyo?…

Comentarios