Ocho lesionados deja doble choque en la “Y” Griega

La tarde de este jueves, ocho personas (entre ellas un menor de edad) resultaron con lesiones no graves y un gran susto, luego de que cuatro automotores se vieran involucrados en un doble choque sobre la carretera Apizaco-Tlaxcala, los que tendrían como probable causa el mal clima, el exceso de velocidad y la falta de precaución de los conductores.
Y es que según testigos, antes de las 4 y media de la tarde la camioneta marca Dodge 700 de color rojo y placas de la entidad que mostraba logos del Instuto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en los costados, a causa del mal clima impactó a un particular de la marca Volkswagen tipo Golf de color vino y placas del Distrito Federal y poste de teléfonos.
Acto seguido, la Nissan tipo NV300 de color blanco y balizado de la empresa “Acxotecatl” con número económico 10 y placas del servicio público local de transporte de pasajeros que cubría la ruta Apizaco-Atlihuetzia-San lucas, frenó con todo y pasaje para evitar el primer percance.
Maniobra sin éxito, ya que la camioneta Nissan tipo pick up doble cabina NP300 de color blanco y placas particulares del Estado de Puebla, que a pesar de que estaba presente el mal clima avanzaba a velocidad no moderada, la impactó por alcance.
Minutos más tarde se hicieron presentes efectivos de Vialidad del Estado, del municipio de Yauhquemehcan y de la Coordinación Estatal de Protección Civil (CPEC) quienes abanderaron y realizaron un corte a la circulación en el sitio del doble accidente.
Reduciendo el avance a un sólo carril a la altura del retorno en espera del arribo de unidades médicas para la valoración de los lesionados que fueron auxiliados por vecinos de la zona y  empezando a generarse una larga fila de vehículos que intentaban avanzar.
Tiempo después llegaron al lugar, policías federales, plataformas de grúas y hasta los ajustadores de una compañía de seguros; y finalmente una ambulancia de la Cruz Roja, de la que paramédicos descendieron para atender a los ocupantes que estaban en la unidad de transporte público.
Quienes tras la valoración descartaron la necesidad de trasladar a alguno de ellos, ya que sólo mostraban golpes contusos y crisis nerviosa que no ponían en riesgo su integridad.
Entonces fue que con la anuencia de la autoridad, se procedió al retiro de la unidades siniestradas y tambien la limpieza de las partes que quedaron sobre la cinta asfáltica, destrabando así el conflicto en dirección a la capital del estado.
Y el desahogo de la movilidad que incluso provocó que otras dos unidades (un trailer y un auto particular) chocaran a unas decenas de metros del primer lugar, que trabó de nueva cuenta el tráfico a la altura de conocido motel, situación resuelta en cuestin de minutis por los oficiales de Vialidad Estatal que los retiraron de arroyo vehicular, donde los conductores conciliaron por los daños -no mayores- generados.
Sergio ESPINOZA/ Redacción


ÍNDICEMEDIA DIARIO DIGITAL ®

Comentarios