Tlaxcala, en el top ten de embarazos de mujeres de menores de 18 años

Uno de los grandes retos pendientes de las políticas sociales se encuentra en la erradicación de la maternidad precoz, sobre todo pensando en las niñas menores de 15 años, así como en el grupo de 15 a 19 años de edad, revela la organización México Social.

La maternidad temprana trunca, en la mayoría de los casos, la trayectoria escolar de las niñas que se convierten en madres; pone en riesgo su salud; las coloca en situación de vulnerabilidad permanente, pues dificulta su regreso a la escuela y con ello, dificulta su incorporación a empleos dignos.

A pesar de que la tasa global de fecundidad descendió de 7 a 2.21 hijos por mujer, estos avances siguen siendo insuficientes, pues lo que se esperaba, de acuerdo con las proyecciones de población, es que en esta década esa tasa se ubicara por debajo de los dos hijos promedio por mujer.

Como resultado, lo que se tiene es que entre los años 2011 y 2015, el promedio anual de nacimientos de niñas y niños vivos registrado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) se ubicó en 2.47 millones.

De acuerdo con el propio INEGI, en el país habría actualmente 32.7 millones de mujeres que son madres; entre ellas, el 20% tiene sólo un hijo; 27% tiene dos; 23% tiene tres hijos; 11% tiene cuatro hijos; mientras que el restante 20% tiene cinco hijos o más.

En esa lógica, la peor entidad del país es Coahuila, en donde el 22.3% de los nacimientos, en el periodo de 2011 al 2015, se registraron entre madres adolescentes; en segundo peor lugar se encuentra Chihuahua, con un porcentaje de 22%; Durango con 20.9%; Nayarit con 20.2%; Guerrero con 19.7%, Sonora con 19.6%; Sinaloa con 19.3% y Tlaxcala con 19%, dice tal organismo con sería del INEGI y de medios nacionales.

Comentarios