Ixtenco: Violencia y ausencias

A Miguel Ángel Caballero Yonca, alcalde de Ixtenco no lo queda otro camino que solicitar licencia día al cargo, sencillamente, por alentar a la violencia en Ixtenco ante una recuperación fallida del edificio de la presidencia municipal.

Sencillamente, no atendió la recomendación de la Secretaría de Gobierno (SEGOB), de que debió agotar y privilegiar el diálogo con el grupo de regidores inconformes, dijo tajante el gobernador de Tlaxcala, Marco Mena Rodríguez.

Las imágenes generadas este miércoles, en ese último rincón otomí, muestran el salvajismo de un sector de la población confrontada por malas decisiones del alcalde y de los intereses políticos que existen detrás del caso.

Sin embargo, llama poderosamente la atención del por qué no actuó rápidamente la Policía Estatal, pues a decir del mismo mandatario estatal sus elementos no participaron en la recuperación del edificio. Y creemos que hasta ahí todo estuvo bien.

Las dudas son muchas entre los ciudadanos que cuestionan el por qué la Comisión Estatal de Seguridad (CES), dejó pasar tanto tiempo para restablecer el orden. El tema de Ixtenco debió controlarse antes de que se recrudeciera la violencia misma.

Ahora, uno se pregunta dónde quedó el diálogo de los poderes Ejecutivo y Legislativo, con los grupos antagónicos.

Es necesario dejar claro que un pueblo sin ley, propicia a lo que ayer vimos en los medios de comunicación y en las redes sociales violencia y más violencia.

Caballero Yonca al igual que los regidores incitadores a la violencia deben pensar en elaborar un oficio donde pidan licencia al cargo y entregarlo ante el Congreso Local.

Dejaron muchos actores políticos que Ixtenco, “El Bronco” despertara, y basta recordar que la ciudadanía cuando se lo propone ejerce presión para destituir a sus gobernantes municipales así como sucedió hace más de dos décadas.

Y llama también la atención del por qué no hubo ningún detenido y más aún de la presencia en Ixtenxo del diputado del PT, Jesús Portillo, ¿acaso fue al rescate del director de Seguridad que es su imposición? ¿Dicen que Caballero Yonca pagó golpeadores para recuperar la sede del ayuntamiento?…

Ah, una ultima pregunta ¿dónde estaba Hervé Hurtado Ruiz, en las horas más amargas que padeció ayer el municipio de Ixtenco? ¿dónde?

Por cierto, por qué el área de comunicación social de la Secretaría de Salud (SESA), no quiso responder una llamada de este medio de comunicación, para saber el número total de heridos que atendió. ¿Qué oculta?…

Sencillamente, el Estado de Derecho en Ixtenco quedó rebasado.

Desde la REDACCIÓN

Comentarios