Ocurrencias electoreras

Vaya que la aprobación del Presupuesto de Egresos de 2018, se politizó derivado de las posturas -sin fundamento y electoreras- por parte de algunos diputados locales que buscaban llevar agua a su molino, y que por argumentos de una raquítica mira, no prosperaron.

Por varias horas, los legisladores del PRI en complicidad con el PAN, avalaron un presupuesto en el cual castigan al Instituto Tlaxcalteca de Elecciones (ITE), en pleno proceso electoral y aumentan dinero a los tres poderes del Estado.

En posturas electoreras, el ex gobernador y ahora diputado del PAC, Héctor Ortiz Ortiz, planteó reservar dos artículos referentes al presupuesto de la UATX, institución que controla desde hace más de dos décadas y lo relativo al mega “elefante blanco” y la mal lograda Plaza Bicentenario.

Y lo más chistoso fue la postura de Alberto Amaro Corona, líder del GPPRD quien propuso mochar más del 50 por ciento de lo que se tiene proyectado para remodelar el Estadio Tlahuicole, siendo que dichos recursos ha dicho el propio gobernador Marco Mena, provendrán de ahorros del propio Ejecutivo.

Pero ante la propuesta “populista” del diputado opositor ¿qué pensará la familia futbolera que tanto esperaba un nuevo estadio?… Es más la diputada del PANAL, Sandra Corona le propuesto que viera -en tono de mofa- la serie de Netflix, Club Cuervos.

También la legisladora perredista y neo morenista, Floria Maria Hernández Hernández propuso destinar más recursos para enfermos renales, pero su propuesta se quedó navegando en el mar del olvido.

Así pues, el PAN vendió su amor muy caro en espera de que el PRI, le cumpla una serie de peticiones como ser generoso con los presupuestos para sus comunas y otros caprichos que tarde o temprano se sabrán.

Comentarios