Los amigos de Meade…

El destape de José Antonio Meade, como aspirante externo del PRI a la presidencia de la República, generó reacciones inmediatas en los círculos de dicho partido político, y solo esperaron el “espaldarazo” del gobernador de Tlaxcala, Marco Mena, para manifestar sus expresiones de júbilo.

Sin embargo, está claro que el mandatario estatal, se alineó a los designios de las altas esferas del poder presidencial, para apoyar a quien será -si no hay cambios- al primer abanderado externo del tricolor, por la vía de la unidad.

Ahora resulta que muchos priístas presumen en redes sociales que su “cuatacho” del alma, su “brother”, es el ex secretario de Hacienda y Crédito Público, por lo que refrendaron su admiración y apoyo total, siendo que son pocos los tlaxcalteca que tienen una amistad con Meade.

Mariano González Zarur y Beatriz Paredes Rangel, exgobernadores de Tlaxcala, son los únicos que podrían ser tomados en cuenta en la repartición del poder, primero en lo que serán las candidaturas y lo segundo, en caso de que gane las elecciones de 2018.

La encuestitis

Ya comenzó el fenómeno de la encuestitis pegadas por políticos que pretenden ser nominados por el Frente Amplio Ciudadano, a diferentes cargos de elección popular, pero claro está que el fenómeno del “dedazo” vendrá desde las altas esferas del PRD, PAN y MC.

Gelacio Montiel y Alberto Amaro han comenzado a derrochar dinero, para estar -según- en las preferencias ciudadanas, pero qué autoridad supervisa y fiscaliza la ejecución de recursos.

Mientras que en el PAN, hay nerviosismo porque en los próximos días se levantará una encuesta para ver qué militantes están en el ánimo de la sociedad.

El primer sondeo será para los aspirantes al Senado de la República, por lo que encuestarán solamente a cinco -Minerva Hernández Ramos, Aurora Aguilar Rodríguez, Guadalupe Sánchez Santiago, Adolfo Escobar Jardínez y Juan Corral Mier-.

Pal’ chesco…

En los corrillos de Congreso Local, se rumora que un diputado local dio pal’ chesco a varios amigos de los medios de comunicación, con tal de destacar sus logros.

Lo gracioso del caso, es que una colaboradora del legislador se equivocó en el reparto de los sobres y se lo entregó a quien no debería, por lo que tuvo que pedir que ese reportero regresara dicho apoyo, porque era para uno de tantos “chamanes” del periodismo que hay en el Congreso. ¡Qué oso!…

Comentarios