¿De «meón a «copión»?…

Vaya ironía, mientras el gobernador del estado, Marco Antonio Mena Rodríguez, llama a renovar la clase política en Tlaxcala, sale un ocurrente «político» que viene -dicen muchos- a fusilarse el diálogo y producción de una serie televisiva norteamericana porque su imaginación es demasiado corta o bien es parte de una manipulación.  

Sus propios aduladores han vertido comentarios en las redes sociales al decir que el de Texoloc, consiguió atrapar la atención de la sociedad, de la prensa y de la producción misma de House of Cards, lo cierto que ni el mismo ex alcalde «meón» sabía el impacto de burla y de crítica que tendría en menos de 24 horas. 

Es preocupante cuando el perredista señala que busca «atrapar la atención del mundo», porque su nivel psicológico -dicen los facebookeros y tuiteros- podría estar pensando en más ocurrencias. Nos preguntamos ¿qué sigue? 

Durante las entrevistas que ha pactado Covarrubias Cervantes en televisoras del país, dice que no está en campaña preelectoral rumbo al 2018, sin embargo, muchos se preguntan por qué mentirle a la sociedad, cuando sus pretensiones radican en ser legislador. 

Y es que el alcalde saliente debería estar más preocupado por justificar las observaciones que tiene en la cuenta pública -del último trimestre de 2016- ante el Congreso del Estado y el propio Órgano de Fiscalización Superior (OFS), que andar protagonista y hasta de actor. 

Ahora, también dice que es mercadólogo de profesión cuando está demostrado que su propio video carece de una producción real, y tanta fue su «fantástica» imaginación que decidió copiar, pegar y modificar palabras de Frank Underwoord, el presidente de Estados Unidos, en dicha serie de televisión de paga. ¿Sabrá el verdadero significado de mercadólogo?… ¿por  qué inspirarse en un personaje despiadado?

El impacto mediático es tal que nuevamente, el estado de Tlaxcala está en la mira de las redes sociales seductoras y de la opinión pública misma, y no por actos que nos enorgullezcan sino por simples barbaridades. 

Ya lo expresó ayer el gobernador Mena «un mejor futuro siempre empieza con las lecciones de ayer y las acciones hoy; atravesamos por tiempos que no admiten auto-complacencias a problemas novedosos y complejos”.

Durante la conmemoración por el XXXVI aniversario luctuoso del ex gobernador de Tlaxcala, Emilio Sánchez Piedras, el mandatario sostuvo que se debe emprender una renovación de la clase política tlaxcalteca, cuya calidad y compromiso deben ser aplicados todos los días para bien como lo hizo el político apizaquense.

Sin embargo, con este tipo de políticos, como el caso del ex alcalde que le da lo mismo orinarse en un vehículo de transporte público como sucedió en Baja California Sur; que destruir monumentos tradicionales de un pueblo.

O bien ser acusado de ‘mapache electoral’ para dejar a su madre como alcaldesa de Texoloc y perpetuarse en el poder, y ahora de ‘pirata de televisión» a fin de producir un «sorprendente» video muchos nos preguntamos. ¿Qué nos esperamos? ¿Esa es la nueva clase política tlaxcalteca que merecemos?

Lo peor del caso, es que la ciudadanía tiene a los políticos y a las autoridades que se merecen, y que por compromisos políticos o personales ocupen cargos públicos para engrosar y manchar la imagen de las instituciones. 

Son los propios partidos que toleran a militantes o «chalanes» para ocupar cargos públicos como el reciente caso de Víctor Manuel Cid del Prado Pineda, el nuevo ombudsman tlaxcalteca quien a decir de un sínodo fue retirado -en 2016- del proceso para elegir comisionados del Instituto de Acceso a la Información Pública (IAIP), por «copiar». ¿Acaso los partidos y políticos forman generaciones de copiones?

Usted califique, si lo ocurrido con el ex alcalde de Texoloc, se le puede llamar disparate, ocurrencia o una vil p….  de un ¿politiquero?… Ya lo dijo (Michael Kelly) Doug Stamper, el vocero de tal serie quiene respondió en redes sociales a tal «fusil»: 

«A la gente de México, esto no es una competencia; les sorprendería de dónde viene su inspiración de algunas personas. Estén al pendiente… La imitación no es siempre la mejor forma de adulación. #Tlaxcala». 

Y la empresa Nexflit remata un video de 15 segundos con la siguiente leyenda: «Solo hay una regla copiar o ser copiado». Una sencillita pregunta para dicha compañía ¿El ex alcalde no infringió alguna norma por derechos reservados?… Tiempo al tiempo. 

Ah, dicen algunos reporteros que el discurso de Mena es un claro desligue con la antigua clase política -como la que le ayudó a llegar al poder- pero desde nuestra percepción no es así, hay hilos y cadenas que jamás se rompen porque son las mismas herencias que han gobernado Tlaxcala, por más de 70 años. 

Comentarios