Tema China, otra página… 

Son ya varios días que el gobernador del estado, Marco Antonio Mena Rodríguez, habla de su viaje a China, y de los efectos positivos que podría tener para Tlaxcala, tal encuentro con autoridades y hombres de negocios de ese país asiático, pero debemos entender que la realidad que vive el estado, es otra. 

La percepción ciudadana es distinta porque la misma clama mayor seguridad, ante una ola de ilícitos que no parecen frenar; asimismo retrata una pobreza que se focaliza en varios puntos de Tlaxcala; evidencia un desempleo que se refleja en los datos oficiales; denuncia la contaminación de ríos y ahora la clausura de empresas por no cumplir con la ley en materia ecológica.

Por ello, es necesario que las autoridades se pongan a trabajar arduamente, con el objeto de evitar dar una imagen de no aletargamiento institucional, pues a simple vista el gobernador del estado, no puede hacer todo, pues aquí se necesita del trabajo de todos sus colaboradores.

A casi cien días de administración, no hay una muestra palpable de lo que se pretenda hacer en los próximos cuatro años y casi cuatro meses, por lo que es determinante que los funcionarios no esperen la aprobación del Plan Estatal de Desarrollo 2017-2021, para ponerse a trabajar.

El pueblo de Tlaxcala, ya conoció las ventajas de un pueblo Chino, en materia cultural y económica, pero es necesario enfocarse en temas que realmente muevan al estado, porque se no hacerlo así las propias estadísticas, y la inseguridad misma rebasarán la realidad.

Por el momento, dejemos el tema de China y trabajemos juntos por construir diferentes puentes de desarrollo porque los chinos, precisamente, no nos vendrán a cambiar la vida; en caso de que decidan invertir algunos empresarios serán parte de la dinámica que trae Tlaxcala en los años más recientes. 

Además, no basta que vengan más empresas a invertir en la entidad, sino que cumplan con la norma ambiental correspondiente; un claro ejemplo, está la oportuna actuación de la delegación estatal de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).

Y es que recientemente la dependencia federal clausuró de manera parcial temporal a la empresa SMP Automotive Systems, ubicada en el municipio de Zitlaltepec de Trinidad Sánchez Santos, debido al mal almacenamiento de residuos peligrosos generados y la cual recientemente se instaló.

Le debemos decir al gobierno que este tipo de inversiones no necesita Tlaxcala, pues debemos presumir que los niveles de contaminación no son altos como ocurre en otros estados, y por lo tanto, deben cuidar qué tipo de factorías se instalan para evitar el deterioro del hábitat. Es el momento de ponerse a trabajar y que los cuentos chinos no rebasen la realidad. 

Comentarios