¿Moreno Barrón enfermo?…

El obispo de Tlaxcala, Francisco Moreno Barrón, dejará próximamente el estado, sin embargo, se irá en medio de un escándalo por la operación de supuestos religiosos -entre ellos un “obispo patito”- que ha puesto a pensar sinnúmero de cosas a la sociedad en su mayoría católica.

Por cierto, hay versiones que indican que el máximo jerarca de la iglesia católica en la entidad, anda mal de salud, por lo que en la propia mitra se guarda un profundo silencio con respecto a este tema.

¿Nuevo madruguete?…

¿El PRI y sus compinches en el Congreso del Estado, se saldrán con la suya?… Y es que pretenden doblarle la manita a los panistas o perredistas para que cedan en la recta final de esta legislatura.

Es decir, presionarán a cualquiera de los dos partidos políticos para que alguno de ellos le tiendan su tapetito al tricolor en la aprobación de puntos pendientes. En definitiva el PRD o PAN, venderá bien caro o hasta barato su amor a camino de presidir la mesa directiva en el último periodo de sesiones.

Cinco automóviles robados…

Increíble pero cierto, en la fiesta patronal de La Magdalena Tlaltelulco se robaron en pleno baile de feria cinco vehículos en una noche -entre ellos un vehículo oficial- lo que pone en duda la actuación de la policía local que argumenta “no vimos nada todo estaba normal”.

El hecho demuestra que Miguel Ángel Polvo, alcalde de este lugar le ha quedado grande el cargo popular y ha dejado proliferar la inseguridad, y hasta la apertura de “antros” a la orilla de la carretera vía corta Chiautempan-Puebla. Ahora, dicen que pretende buscar nuevamente la candidatura a diputado federal. Y si lo intentara tal vez perdería por segunda ocasión.

Choque de pasiones…

Por lo pronto, en el PAN se espera choque de trenes entre la diputada federal, Minerva Hernández Ramos y la exlegisladora federal, Aurora Aguilar Rodríguez. Ambas quieren ser candidatas a senadoras y cada una de ellas, intentan convencer a sus padrinos políticos de que son la mejor opción y de ahí, buscar la gubernatura. 

Los egos y la habilidad política de ambas se impondrá frente a la demeritada imagen de Adriana Dávila Fernández, a quien seguramente le darán una diputación federal “pluri” como regalo de consolación.

Comentarios