La venganza de Piedras Martínez…

Tal parece que las fricciones entre los consejeros del Instituto Tlaxcalteca de Elecciones (ITE) y del Nacional Electoral (INE) parece incrementarse a tal grado que envían a emisarios para «charlar» supuestamente con columnistas de varios medios de comunicación para «filtrar» información y así poder seguir con el golpeteo mediático.

Recientemente, este espacio de opinión supo que una «enviada» de la presidenta del ITE, Elizabeth Piedras Martínez se ha dedicado a invitarles -el desayuno- a varios formadores de opinión para soltarle datos en contra de la dependencia que encabeza Jesús Lule Ortega, lo que evidencia una falta de institucionalidad.

Y es que el propio INE ha evidenciado las debilidades y los excesos del ITE, que padece de una falta de coordinación para conducir el proceso electoral; por lo menos han sido tres ocasiones en que Lule Ortega ha revelado, precisamente, los yerros de un instituto al cual también los Tribunales Electorales de Tlaxcala y del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), les ha corregido la plana por excederse en sus funciones.

Es una lástima que el espíritu de la reforma electoral no haya servido de mucho para fortalecer la democracia. En nada abona a tener «emisarios» que se dediquen a golpetear por órdenes de la presidenta a otra institución. ¿Acaso el golpeteo será el principio de máxima publicidad que utiliza Piedras Martínez para vengarse?…

Estamos seguros de que la titular negará lo anterior; perjurará que no es cierto tal información, pero en su interior sabrá que ha utilizado diversas herramientas mediáticas para regresarle al INE, lo que ha evidenciado ante la opinión pública. En un proceso electoral tan complejo los consejeros del ITE han mostrado claroscuros en su trabajo, por lo que su verdadera «prueba de fuego» será el cinco de julio.

Queda claro que la ciudadanía ya no desea observar a funcionarios electorales vinculados en delitos electorales como sucedió en la pasada elección intermedia y que jamás se aplicó la justicia tal y como ordenó el propio Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), específicamente en el caso de la contienda de Apizaco, Ayometla y el entonces distrito XIII con cabecera en Calpulalpan.

Sería mejor que Piedras Martínez, quien tiene su Staff personal se dedique a lo suyo en lugar de andar moviendo el lodo para que la elección en general no se convierta en un «cochinero», por lo que está obligada a entregar cuentas claras, porque sería horripilante enterarse de que ella o alguno de sus homólogos tiene su «corazoncito» o «romance» con determinado partido político.

Comentarios