«Los Clinton de Tlaxcala», ¿unos zombies?

No cabe duda que la pareja Sánchez Ramírez, se ha dedicado a deambular en la mayoría de los partidos políticos, lo que representa un claro declive en este ámbito y que ahora María del Carmen busca conseguir un espacio de lo que sea en Movimiento Ciudadano.

Lo cierto, es que ella y su pareja no olvidan su cuna política porque de ellos los partidos en los que han militado tienen sus orígenes en políticos que han «mamado» del PRI. Es vergonzoso que un matrimonio que asumió el poder y vivió del mismo siga gasneando del sistema político.

Huyeron del PRI, por «antidemocrático»; del PRD, por la misma causa; de Morena porque Andrés Manuel López Obrador los cerró el paso por traiciones y nos preguntamos ¿Cuánto tiempo la «Hillary de Tlaxcala» estará en Movimiento Ciudadano?…

Mucho se habla del capital de Sánchez Anaya, pero nos atrevemos a decir que después de tanto desgaste político solamente le aportarán un voto familiar al partido de Dante Delgado Ranauro, exgobernador de Veracruz quien estuvo preso por supuestos malos manejos de recursos públicos.

Quién diría que Sánchez Anaya quien nutrió la obsesión de su esposa por sucederlo en el cargo ande como «chapulín» brinca y brinca en busca de un reacomodo.

Lo mismo le da aparecer recientemente con Cuauhtémoc Cárdenas, Alejandro Encinas que con otro actor político solamente para saciar los vacíos del poder.

Así pues, el matrimonio de los «Clinton pulqueros» se dispone a participar en este proceso electoral donde pregonan con una falsa bandera de demócratas, pero que el pueblo de Tlaxcala, no olvida cuando se sirvieron del poder y que terminó castigándolos por sus excesos. Ahora parecen unos zombies políticos que caminan sin sentido.

Nerviosismo panista…

Las próximas horas serán decisivas en el PAN de Tlaxcala, donde todo indica que Adriana Dávila Fernández será ungida candidata a la gubernatura por segunda ocasión, una vez que un demeritado Alejandro Aguilar López, se quedará feliz con dos posiciones que le darán como premio de consolación.

Comentarios