Se registra falsa amenaza de bomba en clínica 8 del IMSS-Tlaxcala

Este lunes, cerca de las 17:10 horas se recibió al conmutador de la Clínica 8 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), la amenaza mediante una voz masculina, de que en el inmueble estaba presente un artefacto explosivo, lo que de inmediato fue hecho de conocimiento al Servicio de Emergencias 066 y movilizó a los autoridades de los tres niveles de gobierno.

En respuesta, elementos de las distintas corporaciones entre las que se encontraban bomberos de Apetatitlán y uniformados de la Comisión Estatal de Seguridad (CES), personal de la Comisión Estatal de Protección Civil Estatal (CEPC), municipales en menor grado, binomios caninos para la detección de explosivos y efectivos de la Secretaria de la Defensa Nacional (SEDEN) y Policía Federal (PF).

De inmediato aplicaron el protocolo correspondiente para este tipo de casos, procediendo a evacuar a un aproximado de unas 120 personas, entre hombres, mujeres y niños que realizaban distintas actividades en el lugar, quienes apoyaron a los representantes de la autoridady abandonaron el espacio de forma ordenada, pero apresuradamente.

Al tiempo, los uniformados y equipos de rescate encabezados por Oreste de Jesús Estrada Miranda, Comisionado de la CES y Juan Rodríguez Pérez, Coordinador de Zona de Protección Civil, realizaron un recorrido por distintos espacios, que integran la Delegación en Tlaxcala del IMSS, incluidas las áreas administrativas, clínica, consultorios, urgencias y jardines.

Mientras al exterior, se acordonó el área en un amplio radio de terreno, para evitar cualquier incidencia mayor, lo que motivó a la interrupción parcial del tráfico en la zona aledaña al Estadio Tlahuicole, situación que tuvo una duración aproximada a una hora.

Fue poco después de las 18:15 horas, que la tensa y larga espera concluyó, ya que los encargados del operativo de seguridad dieron la voz de que la contingencia se levantaba y se procedió a permitir el acceso a las personas que aún estaban al exterior en espera de recoger sus pertenencias y atender algunos pendientes.

Finalmente, las actividades se reanudaron después de que se calificó el incidente como una “falsa alarma”, que movilizo a un considerable número de elementos de las distintas corporaciones, quienes comenzaron a abandonar el lugar de forma paulatina.

Cabe señalar que esta es la segunda situación en poco tiempo que se tiene una amenza similar, y que al intentar obtener la versión oficial de lo ocurrido esta tarde, Rodríguez Pérez del CEPC, desdeñó atender a los representantes de la prensa y hasta endilgó a otro compañero la responsabilidad de dar un parte institucional.

* Información SERGIO ESPINOZA

Comentarios