El centralismo autoritario del PRI, daña a los Estados: Alfonso Sánchez Anaya

Alfonso Sánchez Anaya, candidato de Morena a la diputación federal por el primer distrito, sostuvo en esta comunidad: “que el centralismo practicado por décadas en el país, ya asfixió la vida política de los estados y ha provocado la pérdida de control por parte de la federación, lo que ha dado lugar a la instauración de cacicazgos regionales, donde los gobernadores se comportan como señores feudales y los ciudadanos solo están en espera de su buena voluntad de sus autoridades”.

Sánchez Anaya manifestó la urgencia de un nuevo federalismo que permita políticas y estrategias nacionales de beneficio regional y estatal, bajo una relación de respeto a sus atribuciones y representaciones, entre municipios, estados y la federación; porque “ha regresado la tentación autoritaria y centralista, EPN interviene en los estados, nulifica los poderes soberanos de entidades, castiga a opositores y ahora amenaza con disolver ayuntamientos si sospecha que tienen ligas con el narcotráfico; se quiere establecer un centralismo, mando policiaco único incluido, propio de una dictadura encubierta”, aseguró el de Morena.

La aportación de cada entidad federativa al PIB nacional, según datos del INEGI, presenta una fuerte concentración y desigual desarrollo regional; en un extremo el Distrito Federal participa con el 18 por ciento y en el extremo opuesto cinco estados son responsables conjuntamente de apenas 3 por ciento de la producción; Las economías más débiles, por la falta de recursos, se ubican en los estados con mínima contribución: Zacatecas con el 0.8 por ciento, Baja California Sur y Nayarit con 0.6 por ciento cada uno y, Colima y Tlaxcala con 0.5 por ciento, cada uno.

La refundación democrática del Estado debe comenzar desde el municipio, precisó Sánchez Anaya; “deben fortalecerse sus atribuciones, su presupuesto y su carácter de gobierno local; por ello, rechazamos la pretensión de disolver los ayuntamientos con el pretexto de combatir al narco, se retrocedería a tiempos autoritarios”.

No hay desarrollo nacional sin desarrollo en las regiones, finalizó diciendo Sánchez Anaya: “debe prevalecer el federalismo en el reparto del presupuesto nacional, dejando de lado el centralismo o el partidismo; ya es una exigencia nacional, que haya una mejor distribución del presupuesto para el desarrollo de las regiones, dejando a un lado ese centralismo corrupto y autoritario”.
6116830F-4AFD-4023-9D32-26BAD10C1DBE

Comentarios