Procter & Gamble podría cerrar definitivamente sus puertas en Tlaxcala

El 31 de mayo próximo, la empresa Procter & Gamble -productora de papel- que se estableció como planta en Apizaco a inicio de la década de los 70’s, cerrará operaciones, de ahí que unos 600 trabajadores se quedarán sin empleo.

De hecho, desde finales del mes de diciembre fueron liquidados 100 trabajadores y en abril de este año 400 más. Vecinos de lugar manifestaron que los poco mas de 100 empleados eventuales laboran en tres turnos en la elaboración de papel higiénico y servilletas.

Recientemente, el alcalde de Yauhquemehcan, Felipe Morales Morales, denunció que la contaminación que genera la empresa ha salido de control de las autoridades.

Lo anterior porque la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), no ha logrado que sean reguladas las emisiones y sustancias sustancias tóxicas que son desechas a través de aguas negras al ambiente, lo que incluso provoca enfermedades entre la población.

En 2012, la empresa fue denunciada por los pobladores de la región por desechar aguas altamente tóxicas al río Zahuapan.

Desde inicios de 2012 Procter & Gamble anunció que a nivel internacional reduciría en cinco mil 700 trabajadores su empleo no industrial, que supone un 10 por ciento del total de la plantilla de esta división, dentro de un plan de reducción de gastos.

La compañía cuenta con un total de 129 mil trabajadores en todo el mundo, por lo que el recorte de personal se completará a mediados de 2015.

Es más, recientemente el alcalde de Apizaco, Jorge Luis Vázquez Rodríguez dijo a la prensa que la empresa podría suspender la elaboración de productos Charmín y darle paso a otra línea, pero lo cierto es que la compañía no ha fijado una postura al respecto.

* Por la REDACCIÓN

Comentarios