Candidatos, zombies…

Desde la REDACCIÓN 

* Campañas de flojera; pero buscan torcer la ley…

Es absurdo que la mayoría de los candidatos a diputados federales por los tres distritos electorales no asuman un verdadero compromiso ciudadano y solamente anden como zombies por las calles sin propuestas claras.

También es lamentable, que ni el sector privado mucho menos la población los haga reflexionar sobre la importancia de transparentar cómo han hechos sus bienes y más aún sobre cómo presentar una agenda de trabajo.

La mayoría de los abanderados promete, busca la mejor pose para sus fotografías pero ninguno de ellos ha presentado un plan de trabajo definido a fin de trabajar desde San Lázaro para el bienestar de México y Tlaxcala.

En el caso del PRI, hay tres candidatos Rosalinda Muñoz Sánchez, Anabel Alvarado Varela y Ricardo García Portilla, quienes están aletargados, sin ganas de triunfar en las elecciones del próximo siete de junio.

Creen que con sus videos con una producción espantosa y con fotos donde aparecen hasta despeinados piensan que conquistarán al electorado. Sin embargo, deben entender que ni el voto duro del PRI, les alcanzará para llegar a la Cámara de Diputados Federal.

Prácticamente, dicho tercio navega con un profundo cinismo al defender las acciones del gobierno federal cuando en realidad, el presidente de la República, Enrique Peña Nieto está demasiado bajo en popularidad, en definitiva, andan sobrados.

Mientras que en el caso del PAN, sus candidatos caminan sin visión y remando contra la indiferencia de su militancia que está desilusionada tras procesos internos antidemocráticos.

Incluso, el propio coordinador de la bancada de Acción Nacional, en el Congreso del Estado, Julio César Álvarez Mejía, ha dicho a reporteros -en pláticas fuera de grabación- que su partido ganará ningún distrito electoral.

En varias ocasiones, ha dicho que no moverá ningún dedo para apoyar a la abanderada del distrito III, Lilia Caritina Olvera Coronel, pues recuerda cuando la también alcaldesa de Nanacamilpa, le dio la espalda cuando el compitió en las elecciones extraordinarias de 2013.

Ahora, bien los abanderados panistas cargan en sus espaldas la historia de un pasado. El ejercicio de sus funciones ha sido tachado por un sector de la militancia como el de la barbarie para cumplir con una tarea ciudadana a la hora de gobernar.

Y qué decir del PRD, sus candidatos no atan ni desatan, creen que con sueños guajiros conquistarán el voto cuando saben en realidad que son perredistas de bajo perfil como el caso de Santiago Sesín Maldonado y Tomás Orea.

Por ello, es importante que el llamado que hizo la Coparmex, para que los abanderados presentaran sus declaraciones patrimoniales no sólo sean llamado sino una exigencia que debería marcar la propia ley.

Hablar de resto de los abanderados sería muy largo, pero más largo sería el aburrimiento para nuestros lectores que necesitan palabras serias y no huecas. ¿Acaso hay algún abanderado que lo haga reflexionar para bien?…

Hablar del resto nos llevaría muchas horas, pero es preferible esperar a que los 31 abanderados, se sacudan el aletargamiento a poco más de un mes de las elecciones, pero eso sí están pensando cómo torcer la ley para ganar mediante votos comprados.

Comentarios